REAL MADRID

Jovic es un problema

El Madrid quiere traspasar al serbio y esperaba una oferta del Eintracht, que lo repescaría, pero antes debe vender a André Silva. Todo está parado de momento.

Madrid
Jovic, con el Real Madrid.
Getty Images

Luka Jovic es un problema para el Real Madrid a día de hoy. Uno de tantos, pues la remodelación de la plantilla que pretende el club blanco, en un contexto de crisis global en el mundo del fútbol, presenta enormes obstáculos. Uno de ellos es encontrar salida al delantero serbio y hacerlo a un precio decente para que su paso por el Madrid no dañe demasiado las cuentas de la entidad. Una tarea complicada, pues Jovic lleva dos temporadas consecutivas a bajo nivel, aunque con todo el Madrid confía en que lleguen propuestas aceptables por él.

Jovic le costó al Real Madrid 60 millones de euros en el verano de 2019. El equipo blanco apostó por el serbio (nacido en Bosnia) dada su juventud (hoy apenas cuenta con 23 años; llegó al Madrid con sólo 21) y seducido por su excelente temporada 2018-19 en el Eintracht de Frankfurt, donde hizo 27 goles sólo ese curso. Jovic firmó un contrato de seis temporadas, hasta 2025, y un salario neto de cinco millones al año, o lo que es lo mismo, un coste para el club de diez millones por temporada.

Ahorrarse esa ficha sin duda ayudaría al Madrid, en un momento en el que necesita recortar gastos para hacer caja y hueco salarial al gran sueño, que no es otro que Mbappé. En cuanto al precio de venta del delantero, el Madrid se conformaría con 40 millones, los que salen de restar la amortización de sus dos primeros años en el club (60 millones y seis años de contrato, diez millones amortizados por temporada), una cifra que a día de hoy se antoja alta por Jovic: su valor en Transfermarkt es de apenas 20 millones; en BeSoccer ese valor sube hasta los 26,92 millones.

Jovic empezó teniendo minutos en el Madrid el curso que acaba de terminar, pero no convenció y fue al banquillo, hasta el punto de que Zidane autorizó su salida en el mercado de invierno cedido al Eintracht, su exequipo, quedándose sólo con Benzema y Mariano en el puesto. De blanco apenas ha hecho dos goles y dado dos asistencias en 1.014 minutos, un bagaje muy escaso para una inversión de 10.000 millones de las antiguas pesetas. Con todo, su regreso a Frankfurt ilusionó, marcando tres goles en los primeros tres partidos, saliendo siempre desde el banquillo. Luego empezó a jugar con regularidad y se volvió a atascar; sólo hizo un tanto más hasta el final.

Jovic depende de André Silva

Con todo, el Eintracht ha mostrado interés en estudiar repescarlo a un precio ventajoso, consciente de que ya dio su mejor nivel allí y puede volver a hacerlo, con sólo 23 años como tiene. Pero para ello primero necesita hacerle hueco y recaudar, objetivos que pensaba alcanzar con la venta de André Silva, que este curso se ha salido con 29 goles y diez asistencias en 34 partidos. Y ahí viene el problema: según publican en Alemania, no hay ofertas todavía por Silva.

Durante las últimas semanas de la temporada de clubes se publicó que el Eintracht tasaba a Silva en unos 40 millones de euros, un precio alcanzable para la mayoría de los grandes de Europa. Desde Inglaterra trascendió el interés de varios equipos, como United o Chelsea, pero ese interés no se ha traducido aún en ofertas concretas y sin el dinero de la venta del portugués, el Frankfurt no puede intentar el regreso de Jovic.