REAL VALLADOLID

Sánchez: "Lo más importante es que los jugadores tengan ilusión por estar en este proyecto"

El director deportivo del Real Valladolid desvela algunas líneas maestras de su nuevo trabajo, que espera compartir cuanto antes con el nuevo técnico.

Valladolid
Sánchez: "Lo más importante es que los jugadores tengan ilusión por estar en este proyecto"
JOSÉ CARLOS CASTILLO

Desde su llegada a Valladolid el domingo de madrugada, a Fran Sánchez le ha acompañado el vértigo. No es para menos, puesto que en calidad de nuevo director deportivo del Real Valladolid tiene mucho trabajo por hacer. Sin embargo, bajo la mascarilla deja entrever una sonrisa que no desaparece ni después de casi cinco horas de entrevistas. Lo que no esconde es su ilusión por la nueva etapa emprendida, sus ganas de conocer cuanto antes los entresijos de la entidad y de su entorno y de construir un equipo del que la afición pueda estar orgullosa. No en vano, desvela que "la primera línea de trabajo" será que los jugadores sepan "transmitir ilusión y conecten con la gente" incluso en los momentos malos, que en la siempre difícil Segunda, advierte que los habrá.

¿A qué le ha dado tiempo en este día y medio que lleva en Valladolid?

Estoy muy agradecido a todo el mundo por cómo nos ha recibido, hemos encontrado mucha predisposición de ayudarnos. Matthieu Fenaert me mandó la planificación del día de ayer, que fue bastante intenso. Como anécdota, diré que a las once y cuarto de la noche me escribió mi mujer para decirme "oye, que yo existo" [risas]. El club es espectacular y me han hablado muy bien de la ciudad, de las instalaciones y de los empleados. Tenía unas expectativas que incluso están superando; por ejemplo, Los Anexos son muy prácticos y funcionales. El contraste de cuando vine con el Elche, a la última vez con el Granada y ahora son muy grandes. Estoy impresionado por la grandeza del club y agradecido con los aficionados, que están siendo muy cariñosos.

¿Cómo ha sido esa primera toma de contacto?

Ya he tenido varias reuniones; ya había tenido alguna telemática, y ayer [por el lunes] hubo alguna presencial, intensa, para conocer la estructura, sobre todo lo del primer equipo, porque más abajo no nos ha dado tiempo. Siento algo de malestar por no haber podido atender a mucha gente que se merece mi llamada, pero no me ha dado tiempo. Tengo las ideas claras en la confección de plantilla, pero necesito conocer la opinión de gente del club, de los diferentes departamentos. Tengo ganas ya de ponerse manos a la obra.

¿Qué es lo primero que quiere hacer cuando acabe esta ronda de entrevistas?

Tenemos muchas prioridades, pero hay que ordenarlas. La primera de todas es el entrenador, que queremos tener lo antes posible, aunque no me quiero marcar ningún plazo, porque caería en el error y a veces no se controlan los tiempos. Me parece interesante para compartir reflexiones de fútbol, de roles y de conocimientos de la plantilla para tomar las mejores decisiones.

¿Habrá que esperar hasta la próxima semana?

No quiero ponerme fecha. Yo tenía mis preferencias establecidas y quiero convencer a través del conocimiento del club. Me han comentado que en la presentación se dio a entender que podíamos estar esperando al playoff y no respondí con el fin de despistar ni dar pistas. Iraola y Francisco son dos buenos entrenadores. Nosotros en Granada Diego Martínez acababa contrato y estábamos haciendo un seguimiento a entrenadores que nos parecían interesantes. El club llevaba un trabajo hecho y me tranquilizó. El criterio es similar en cuanto a nombres, en cuanto a juego y gestión de vestuario. Vamos a tratar de decidir ya la persona y convencerlo de que este es el proyecto idóneo para que lo dirija.

¿Ha tenido contacto presencial con Ronaldo? ¿Cómo ha sido su contacto con él y su equipo?

Conmigo contactó Matthieu Fenaert y luego tuvo reuniones con él y con Paulo André, y las impresiones han sido muy buenas con los dos, me han transmitido mucha confianza en mi criterio y poder de decidir, si no, no estaría aquí. Con Ronaldo he hablado por videoconferencia y me explicó el proyecto, la ilusión que tiene y la confianza que tiene en mí. Estoy súper agradecido de que una persona de su reconocido prestigio pensara en mí.

Estamos hablando, además, de una figura muy relevante en el mundo del fútbol. ¿Fue un aliciente el ir a tenerlo como jefe a la hora de firmar?

Soy un aficionado más y me apasiona el fútbol; en vez de hacer sumas y restas de matemáticas, hacía las de las estadísticas de los equipos de fútbol y jugaba a la Play con él. Lo admiro, y trabajar con él con la naturalidad, la humildad y la confianza que ha tenido conmigo para liderar este proyecto me hacen estar muy agradecido y afortunado de ello.

Al margen de Ronaldo, ¿siente presión por tener que devolver al club a Primera?

Más que presión, me genera responsabilidad asumir que estoy en un club grande, que tiene depositada la confianza y el cariño de tanta gente. Tengo muchas ganas de conectar con la gente, de identificarme con la ciudad y el club y construir un equipo que conecte directamente con su corazón, y para eso es fundamental el proceso, el día a día y cultivar una serie de valores para que un grupo de jugadores sea un equipo. La categoría es muy difícil y todos tenemos la misma ilusión, pero tenemos ejemplos claros de clubes que no han conseguido salir de ella. Lo más importante, además del resultado, es que la afición se sienta identificada con sus jugadores.

Tiene apenas 32 años. ¿Cómo ha llegado hasta aquí tan joven?

Empecé en el Elche de la mano de Víctor Orta, a quien conocéis aquí. Ese primer año sufrimos el descenso administrativo y hubo mucha inestabilidad, que me hizo crecer profesionalmente, y conocer a muchísima gente. Luego me llamó el Granada como gerente deportivo, una figura que estaba por debajo del director deportivo y donde llevaba todas las cuestiones de negociaciones. A raíz del no ascenso a Primera, el año que el Pucela subió, me dieron la oportunidad de ser el director deportivo. Comencé a la vez que Diego Martínez y conseguimos los mejores resultados deportivos de la historia, pero fue mérito de los jugadores; yo no soy ningún salvador.

Cuenta, no obstante, con un perfil muy técnico.

No he sido jugador, y ya por juveniles sabía que no iba a serlo, así que me centré en la formación. Soy licenciado en derecho, aunque no es vocacional, porque siempre he tenido pasión por el fútbol. Los últimos años de carrera estaba más pendiente de dirigirme ahí, e hizo un MBA de direcciones deportivas, el curso de director deportivo, tengo el curso de Nivel II de entrenador y el UEFA B... Al margen de eso, soy lo que soy gracias a que he aprendido muchísimo con todos los directores deportivos con los que he trabajado. A día de hoy sigo aprendiendo de mucha gente.

¿Cómo es el día a día de su trabajo?

Nos gusta el fútbol y sentirlo en directo, pero este año ha sido muy peculiar por la situación de la COVID-19. Por ejemplo, el secretario técnico ha viajado siempre conmigo, pero porque no podía viajar a otros partidos. El club tiene una estructura potente, que todavía no conozco. Queremos ver cómo se trabaja aquí e inculcar nuestros conocimientos. Normalmente, tratamos de hacer un visionado general hasta enero, y a partir de ahí, lo que hablamos como neto, pasa a ser un visionado. Creo que, más allá de los intereses que pueda tener el club, es importante también tener en cuenta lo que el entrenador prefiera; no soy partidario de que el entrenador imponga nombres, porque el club está por encima de todos, pero ir de su mano me parece clave.

¿Tienen alguna preferencia por algún mercado específico? ¿Son amigos del uso del Big Data?

Hay que adaptarse al fútbol avanzado, y creo que el Big Data es importante para filtrar; hay ligas a las que no puedes llegar y te da mucha información. Hoy en día es fundamental, pero el visionado te da también detalles que los datos no te dan; está bien, pero hay que saber gestionarlos e interpretarlos. Sé que hay una persona, a la que no he podido conocer, que se dedica a ello. Quiero conocer en profundidad la estructura, porque es potente y seguramente cada uno tenía una zona geográfica y también su trabajo del primer equipo hacia abajo.

Números y nombres al margen, ¿tiene una idea clara del perfil de plantilla que quiere tener?

La tengo y quiero compartirla con el entrenador. La idea es construir un equipo con la base sólida, que ya está. De cómo gestionemos las salidas van a depender las entradas que podamos hacer. Tenemos muchos jugadores y quiero conocer qué ideas tienen, porque tienen un contrato con el club, aunque incluso por normativa tenemos que trabajar muy duro. En cuanto a cantidad, tenemos todas las posiciones cubiertas, pero hay que ver cómo las definimos. Es verdad que a mí me ha ido bien con plantillas cortas, pero eso no quiere decir que vayamos a tenerla, pero hay que ver cómo evoluciona la pandemia, ver si vamos a tener o no cinco cambios...

Teniendo en cuenta la dificultad de la Segunda, ¿piensa más en contar con jugadores experimentados, en apostar por talentos jóvenes...?

Para mí, lo más importante, es que tengan ilusión por estar en este proyecto; eso es fundamental. Al jugador que piense individualmente tendremos que convencerlo de que está en el camino erróneo. En cuanto a la edad, tengo la experiencia y el honor de haber compartido equipo con Jorge Molina, que marcó 15 goles y acaba de cumplir 39 años, y con Roberto Soldado que ha marcado 14 con 38. En Granada han sido ejemplares, líderes. Para mí la edad no es importante, lo que quiero es que lo den todo por el Real Valladolid, que transmitan ilusión y conecten con la gente. En los momentos buenos disfrutaremos todos, pero en los malos también necesitaremos que la gente sepa valorar el esfuerzo, y para eso, más que pedir, tendremos que transmitirlo en el campo. Esa va a ser la primera línea de trabajo.

¿Qué le ha trasladado el club al respecto de las situaciones de mercado de jugadores como Olaza, Marcos André y Weissman?

Los jugadores tienen un contrato, con unas cláusulas de rescisión que todos debemos respetar, ellos y nosotros. Hay que esperar a ver los acontecimientos, puede llegar una oferta muy interesante y tendríamos que adaptarnos. Si no es así, la determinación y la idea clara es dar continuidad. Hemos hablado de casos puntuales, pero no tenemos aún el coste de plantilla fijado por LaLiga, que va a ser fundamental para conocer la necesidad de vender o la posibilidad de hacer incorporaciones.