ALAVÉS

El Alavés prevé hacer un graderío en la Ciudad Deportiva de Ibaia

Las obras en el campo, que actualmente no cumple las condiciones exigidas, permitirán jugar al equipo femenino tras su ascenso a la Liga Iberdrola.

Ciudad Deportiva José Luis Compañón, también conocido como Ibaia, lugar de entrenamiento del Deportivo Alavés.

El Alavés pretende hacer obras a corto plazo en su ciudad deportiva, la de Ibaia. Había un plan muy ambicioso de ampliación pero se ha encontrado con algunas dificultades en cuanto a permisos y la oposición de la Junta Administrativa de Zuazo de Vitoria. Los planos del club incluían algunos caminos vecinales de la pequeña localidad en la que se encuentra la ciudad deportiva José Luis Compañón.

El primer plan pasaba por hacer una nueva instalación en Betoño, completando la existente de Michelín, pero no se llegó a un acuerdo económico con el ayuntamiento y se descartó. También se habló de Olaranbe e incluso de los terrenos cercanos al Bakh (ciudad deportiva del Grupo Baskonia). Al final, la apuesta se hará en Ibaia pero se han presentado algunas dificultades. Sin embargo, ha habido un acontecimiento especial que va a precipitar, por ejemplo, la colocación de una grada principal en la instalación.

Ciudad Deportiva José Luis Compañón, también conocido como Ibaia, lugar de entrenamiento del Deportivo Alavés.

El ascenso del Alavés femenino a la Liga Iberdrola conlleva algunas obligaciones. El campo de fútbol actual no cumple con las condiciones exigidas. O se hace una grada o habrá que buscar algún campo en la provincia para que pueda acoger los partidos de la Liga Iberdrola. Al margen de algunos impedimentos para la ampliación en sí, lo normal es que se acometan esas obras para poderse jugar los encuentros oficiales. Las otras opciones de la ciudad se han descartado porque hay mucha actividad ya en las instalaciones.

Otro de los grandes frentes que se abrirán a medio plazo es el de la ampliación del estadio de Mendizorroza. Las instituciones habían llegado a un acuerdo con el club para iniciar las obras pero llegó la pandemia y se truncaron todos los planes. Será un estadio con unos 28.000 asientos y habrá mejoras en todos los frentes. El titular de la instalación es el ayuntamiento de Vitoria pero el usuario, por convenio, es el Alavés. El club desea prorrogar ese compromiso pero por mucho tiempo más. En Mendizorroza caben ahora poco más de 19.000 personas.