REAL UNIÓN

La 'era Emery' en el Real Unión empieza el 21 de julio

En la Junta Extraordinaria de ese día planteará a los accionistas una ampliación de capital de 1,2 millones de euros que cubrirá su equipo si no llega a completarse.

0
La 'era Emery' en el Real Unión empieza el 21 de julio

Ya hay fecha para la entrada de Unai Emery en el Real Unión: el 21 de julio de este año. Ese día se celebrará una Junta General Extraordinaria de Accionistas con la que se cerrará el proceso de transición en el club unionista, después de la compraventa que llevó a cabo el pasado viernes en una notaría de su localidad natal, Hondarribia. En esa Junta se planteará a la masa accionarial, socios y aficionados en general una ampliación de capital cifrada en 1,2 millones de euros que se cubrirá seguro, porque aunque no sea respaldada en su totalidad por el entorno de la entidad irundarra, el equipo que lidera Unai Emery se compromete a completarla comprando la parte que reste por cubrir. Así lo ha explicado este miércoles en una rueda de prensa sobre el césped del Stadium Gal el actual presidente Del Real Unión, Ricardo García, acompañado de los cinco miembros restantes del Consejo de Administración: José Manuel Amantegui (vicepresidente), José Luis Elizalde (secretario), José Luis Reinosa (vocal), Agustín Gascón (vocal) y Joseba Lopetegi (vocal). Empieza, por tanto, el proceso de transición para el cambio de dueños del histórico club irundarra, que durará aproximadamente mes y medio, hasta el 21 de julio.

Ricardo García pondrá asi fin a su larga trayectoria de 21 años como presidente del Real Unión, en los que ha vivido hasta siete playoff de ascenso a Segunda, numerosas eliminaciones a equipos de Primera en la Copa del Rey, incluyendo la histórica e inolvidable lograda en el Bernabéu contra el Real Madrid, y un ascenso a Segunda división, en la que apenas pudo estar una temporada. "Me voy tranquilo y orgulloso. Me da pena y entiendo que lo echaré de menos en muchos momentos. Pero entiendo que era el momento. En todos estos años hemos tenido oportunidades de vender el club, ha habido posibles compradores con ofertas de Argentina, Inglaterra, Qatar... pero yo soy de Irún, y quiero seguir viviendo en mi ciudad y no quiero tener cargo de conciencia. Necesito poder ir con la cabeza alta alrededor de mi gente, así que no quería vender el club a nadie que no tuviera arraigo con el club y la comarca del Bidasoa. Y cuando apareció la oportunidad de la familia Emery entendimos que era el momento, de nos encendió la luz y era una gran oportunidad. Había llegado la hora. Son parte de la historia de este club y les deseo toda la suerte del mundo. Nosotros nos hacemos a un lado porque creemos que ha llegado el momento. En diciembre anunciamos que estábamos en conversaciones y han llegado a buen puerto. Estamos orgullosos de que el club quede en manos de la familia Emery. Tienen potencial económico suficiente como para hacer crecer mucho a este club", ha señalado García, visiblemente emocionado.

Después, ha sido el consejero José Manuel Amantegui quien ha confirmando la convocatoria de la Junta General Extraordinaria para el próximo 21 de julio, para dar todas las explicaciones a los accionista. Entre los puntos del orden del día se propondrá una ampliación de capital de 1.200.000 euros. "Es una inyección económica que va a fortalecer sin duda alguna al club. La familia Emery dará en su momento las explicaciones que estime oportunas, pero lo que podemos decir, porque es público y notorio y los propios accionistas lo van a poder leer en la convocatoria que reciban, es que ese 1.200.000 euros se va a suscribir. Ojalá la comarca se empape otra vez de unionismo y participe en esta ampliación de capital, pero si no se llega al montante total la familia Emery pondrá el resto y eso tiene, para nosotros como Consejo de Administración, un valor incalculable, porque consolida a todos los efectos la entidad y demuestra la seriedad con la que entra en el Real Unión”.

Ricardo García, que ha recordado alguno de los momentos más relevantes que ha vivido como presidente Del Real Unión, desde que en 1999 se hiciera con la presidencia tras la marcha de Josean Zabala, ha explicado que todos los temas de la negociación los han tratado con el hermano del entrenador del Villarreal, Igor Emery, y el abogado de confianza de la familia, Josu Reta. Y ha destacado la ayuda de la Real Sociedad para llegar hasta este momento clave en la historia de un club que es historia del fútbol español, siendo fundador de LaLiga y con cuatro Copas del Rey en su palmarés. “Ha sido clave la ayuda del Ayuntamiento de Irun, la Diputación Foral de Gipuzkoa, Kutxa Fundazioa y la Real Sociedad, por estar ahí en los malos momentos. Sin la ayuda de la Real y de su presidente, Jokin Aperribay, el Real Unión no estaría ahora mismo donde está y no podría firmar este acuerdo con los Emery. En Irún hay veces que no se ha entendido, pero la Real nos ha ayudado económicamente, con ayuda de avales, tecnificación y jugadores, un acuerdo que no creo que tenga ningún otro club de nuestro país". También ha querido agradecer la ayuda de las principales firmas de la Comarca del Bidasoa: "Decoexsa, Zuhaitzi, Servos, El Diario Vasco, la Cadena SER, y todas las firmas que a lo largo de estos más de veinte años han estado a nuestro lado", ha sentenciado. Ricardo García ya es historia del Real Unión. Comienza la ‘era Emery’.