ALMERÍA

La venta de Sadiq será la más cara de la historia de Segunda

Con contrato hasta 2025 y una cláusula de 60 millones de euros, el Almería empezará a negociar por el nigeriano a partir de los 30 kilos

0

El desembarco de Turki Al-Sheikh en agosto de 2019 cambió la historia del Almería. En un futuro se comprobará si fue para bien o para mal, pero irrefutable es que las cifras manejas en la actualidad no tienen nada que ver con las de Alfonso García en su última época, la más austera. Las entradas, salvo excepción, era a coste cero, y por salidas tampoco se manejaba gran cantidad. Para prueba, la venta de Álvaro Giménez, el pichichi de la Segunda 18-19, al Birmingham por poco más de un millón de euros, la mitad de lo que abonó hace un año el Almería por Gutiérrez o Olivera, en edad de juvenil.

Los ocho millones de euros que Alfonso García sacó por Felipe Melo en 2008 (con la UDA en Primera División) quedaron en agua de borrajas con los 24 que los hombres del jeque obtuvieron el pasado mercado veraniego por Darwin Núñez, cerrando con el Benfica una sigilosa operación y a la vez histórica, con el movimiento más alto de la historia de Segunda División. El Atlético traspasó en el estío de 2000 a Jimmy Floyd Hasselbaink por 22'5 millones de euros, superando dos décadas después Darwin Núñez esos números para ser el movimiento más copioso de la historia de la categoría de plata.

Ahora el turno es para Umar Sadiq, uno de los nombres de la ventana de fichajes que se abrirá en tres semanas. El Almería lo compró hace un año del Partizan de Belgrado por una cantidad cercana a los seis millones de euros, pudiendo catapultarse a los nueve en función de una serie de variables, sin cumplirse muchas de ellas al no ascender. Ahora busca rentabilizar el fichaje por unas cifras 450% mayores a lo que pagó. El nigeriano ha anotado 28 goles esta temporada (seis en la liga serbia, 20 en la española y dos en Copa) y es uno de los grandes objetivos del mercado.

No son pocos los equipos que ya se han interesado en Sadiq, con el ofrecimiento del Sevilla en enero. Por aquel entonces el Almería hubiese sacado quizás más pingües económicos que en la actualidad al estar en su mejor momento de la temporada; eso sí, los rojiblancos no van a negociar por su hombre estrella por menos de 30. En los despachos de la Vega de Acá no existen urgencias por venderlo, teniendo el delantero contrato hasta 2025 y una cláusula de rescisión de 60 kilos. Eso sí, el de Kaduna acabará saliendo durante esta ventana salvo sorpresa mayúscula y no será la única venta jugosa del Almería.

La entidad indálica ya ha ejecutado la opción de compra por Samu Costa, abonando al Sporting de Braga cinco millones de euros, cantidad que adelantó AS el pasado mes de diciembre. El luso tiene también numerosos pretendientes y el Almería cree que puede sacarle unos 25 kilos. Otro de los mayores activos puede ser Morlanes, buscando el Almería adquirirlo en propiedad (pertenece al Villarreal), sin descartarse un traspaso, creyendo en el Mediterráneo que su valor está en torno a 15 millones de euros. Cifras hace un par de años inimaginables para los rojiblancos.