REAL ZARAGOZA

El Zaragoza sacará adelante la modificación de su convenio de acreedores

A nueve días para que finalice el plazo establecido por la jueza, la sociedad anónima deportiva ya roza el 60% de las adhesiones, cuando necesita sólo el 50%.

Zaragoza
Christian Lapetra preside la mesa en la última Junta General de Accionistas del Real Zaragoza.
TINO GIL / REAL ZARAGOZA

El Real Zaragoza sacará adelante la segunda modificación de su convenio de acreedores, ya que a nueve días para que finalice el plazo establecido roza el 60% de adhesiones, cuando se requiere un mínimo del 50%. La jueza del Juzgado Mercantil Número 2 de Zaragoza, María del Carmen Villellas, admitió a mediados de abril la solicitud de la sociedad anónima deportiva tras recibirla un mes antes y dar traslado a los tres administradores concursales, Carlos Terreu, Andrés Jiménez y Jorge Aso, para que dieran su conformidad.

La nueva y reciente normativa legal aprobada por el Gobierno de España en materia de procesos concursales, a raíz de la COVID-19, ha permitido al Real Zaragoza plantear esta medida de ampliación de plazos, sin que cambien las cantidades adeudas a los acreedores.

La deuda total ordinaria del Zaragoza asciende a 24,7 millones y esta nueva solicitud pide que los pagos, que debían finalizar en 2025, se prolonguen de forma lineal hasta 2030, a razón de 2,47 millones anuales, al margen de que se suspenderían si el club aragonés descendiera a Primera Federación, antes de acabar de pagar a sus acreedores ordinarios. De igual modo, si en este nuevo periodo se lograra el regreso a Primera División, se abonaría anualmente un 20% más adicional a los acreedores ordinarios hasta acabar con los créditos.

Ésta es la segunda modificación del convenio de acreedores que presenta la sociedad anónima deportiva y la anterior fue en 2016 para variar los años de cumplimiento alterno, que eran cinco, para que fueran fijos y consecutivos y empezar a abonar ese convenio de acreedores en julio de 2018. Se sacó adelante con el apoyo de un 66%.

El Zaragoza abonó las dos primeras anualidades del convenio, de 1,36 y de 1,679 millones, respectivamente, en 2018 y 2019, pero en la tercera, la del año pasado, pidió la suspensión ante el juzgado, que fue concedida.

El club cuenta con la adhesión de muchos de sus acreedores y desde luego entre ellos están LaLiga y los clubs profesionales -salvo el Shakhtar Donetsk, el principal acreedor-, como también ex futbolistas y agencias de representación.

El plazo para la suma de adhesiones fijado por la jueza finaliza el próximo miércoles 16 de junio, una fecha que podría dar paso también a la oficialidad del cambio de propiedad en el Real Zaragoza o a la entrada de un nuevo inversor entre el accionariado. Y es que las negociaciones se encuentran ya en su recta final y la modificación del convenio de acreedores aparece como un último requisito previo para este anuncio.