BARCELONA

A Riqui Puig se le congela la sonrisa

La continuidad de Koeman complica sobremanera el futuro del canterano. El curso pasado sólo Matheus y Konrad jugaron menos que él.

0
A Riqui Puig se le congela la sonrisa
Gorka Leiza Diario AS

Si hay un jugador que puede ver su futuro ciertamente en peligro con la continuidad de Ronald Koeman al frente del proyecto blaugrana es Riqui Puig. El centrocampista de Matadepera ha pasado un auténtico calvario desde que el técnico holandés cogió las riendas del equipo, pese a que su actitud siempre positiva y su carácter risueño lo hayan escondido en parte. Pero los números están ahí y dejan bien patente que el técnico holandés no cree en el canterano: sólo cuatro partidos como titular en toda la temporada (dos en La Liga y dos en la Copa) y 581 minutos en total, menos incluso que Ansu Fati (596), que desde noviembre no juega por una lesión en el menisco.

La situación de Riqui Puig es tan anómala que en la lista de jugadores más utilizados por Koeman la pasada temporada ocupa la posición número 24, sólo por debajo están Matheus (17) y el delantero del filial, Konrad de la Fuente (36).

Evidentemente, la continuidad de Koeman podría obligar al centrocampista a realizar un replanteamiento sobre su futuro, aunque el jugador siempre ha subrayado su voluntad de seguir en el Barcelona, convencido de sus cualidades.

Pero una cosa es el convencimiento del jugador y otra la dura realidad. Su ostracismo le ha aparcado en las últimas convocatorias de la sub'21 y no puede permitirse vivir un año más con tan poco bagaje a sus espaldas. Un chaval de 21 años, en agosto cumplirá los 22, necesita desfogarse y tener continuidad para seguir con su progresión.

Veremos en todo caso qué le depara la próxima temporada, ya que Joan Laporta se ha mostrando un acérrimo defensor de las virtudes y la idiosincrasia de Riqui Puig, por lo que podría 'recomendar' a Koeman que apueste más por el centrocampista, como ya ha hecho a la hora de instarle a ser más ofensivo en el juego y aparcar definitivamente la idea de los tres centrales.

A día de hoy, Riqui Puig no se plantea un cambio de aires, ni en calidad de cedido: su idea es iniciar la pretemporada a mediados de julio con el equipo, con la esperanza de que Koeman sea más indulgente, cambie de estrategia y le dé más oportunidades.