SUB-21 | España 2 - Croacia 1

Aprobados y suspensos de la Sub-21: Puado, Bryan Gil...

Puado fue la gran estrella de la Rojita ante Croacia con dos goles que clasifican al equipo de De la Fuente a la semifinales del Europeo Sub-21.

0
1x1 de España-Croacia
UEFA

Puado fue la gran estrella de la Rojita ante Croacia con dos goles que clasifican al equipo de De la Fuente a la semifinales del Europeo Sub-21. También jugaron muy bien Bryan Gil y Zubimendi.

Álvaro Fernández. Nada pudo hacer en el gol de penalti de Croacia. Antes había resuelto el poco trabajo que tuvo.

Mingueza. No se prodigó mucho en ataque pero estuvo bien atrás. Vio la amarilla por encararse con Bradaric en el 88'.

Miramón. Empañó su buen partido con un penalti sobre Biuk a en el 92' que costó la amarilla y el empate de Croacia.

Cuenca. Apunta a central portentoso. Acertó en todas las acciones defensivas en las que tuvo que intervenir. Le anularon un gol por fuera de juego.

Pedrosa. Subió con criterio y estuvo bien atrás, aunque a un lateral de su calidad se le puede exigir más en los últimos metros. De más a menos, fue sustituido por Cucurella en el 75'.

Zubimendi. Imperial en el medio. Cortó, mandó y dirigió al equipo. Un partido al más puro estilo Busquets, siempre bien colocado y eligiendo con criterio lo que hacer en cada momento.

Beltrán. Suyo fue el primer disparo de la Selección en el 13'. Formó pareja con Zubimendi en el medio pero no fue decisivo y Villar le sustituyó a la hora de partido.

Brahim. Le hace falta muy poquito para crear peligro. Aunque apenas toque el balón en un partido, cuando lo hacen pasas cosas. Rozó el gol en dos ocasiones (sus disparos rozaron los postes) y dejó bastantes detalles de su clase.

Manu García. Muy intermitente. Desaparecido en la primera parte, dio un paso adelante en la segunda y España mejoró. Luego volvió a dar un paso atrás aunque casi anota un gol en la prórroga.

Bryan Gil. Un jugador de los que quedan muy pocos. Como siempre, jugó pegado a la línea e intentó crear situaciones de superioridad desbordando con su uno contra uno. Su insistencia tuvo premio: asistió a Puado en el 1-0. En el 83' dejó su sitio a Miranda.

Fer Niño. En un partido de pocas ocasiones, los delanteros como él sufren. Aun así, generó espacios para sus compañeros. Puado le sustituyó en el 59'.

Gonzalo Villar. Su entrada coincidió con los mejores minutos de España. Le dio profundidad al equipo pero luego se volvió intermitente y con él, el juego de la Selección.

Puado. El mejor de España. Casi marca nada más salir, pero Semper lo impidió. Cinco minutos después remató de primeras un centro de Bryan Gil que adelantó a La Rojita. Fue el héroe en la prórroga con un golazo tras un jugadón individual en el que se fue de dos centrales y el portero.

Cucurella. Salió por Pedrosa en el 75' y empezó de lateral, pero con la entrada de Miranda, jugó de extremo en la prórroga. Fue decisivo, pues mandó un balón al espacio a Puado en el 110' que el del Espanyol se encargó de convertir en gol.

Yeremi. No tuvo su día. Entró en el 82' y falló inexplicablemente el 2-0 en el primer balón que tocó. Puado le dejó un caramelo en el área pequeña y el del Villarreal remató la pelota por encima del larguero. Ese error le acompañó el resto del partido y estuvo bastante impreciso.

Miranda. Entró por Bryan Gil en el 83' y jugó bien en la prórroga subiendo bien y llegando varias veces hasta línea de fondo para sacar centros peligrosos.