Las Palmas

Las Palmas acaba en zona templada

Los 56 puntos conseguidos en la temporada recién finalizada suponen la séptima mejor clasificación desde el ascenso a Segunda en el año 2006.

Las Palmas acaba en zona templada
Carlos Diaz-Recio DIARIO AS

Este mes de junio, en concreto el día 24, se cumplen 15 años desde el último ascenso de Las Palmas a Segunda División, donde se ha mantenido desde entonces salvo aquel agridulce trienio en la categoría reina (2015-2018). Ha pasado el equipo grancanario desde entonces un total de 12 temporadas en su actual categoría, y en el curso recién finalizado obtuvo su 7ª mejor puntuación desde entonces en la misma.

Infinitamente lejos quedaron, en cualquier caso, los 78 puntos de la temporada 2014-15, cuando el equipo dirigido entonces por Paco Herrera acabó el 4º en una clasificación en la que los tres primeros, Betis Sporting y Girona, sumaron 82 puntos, con el average dejando a la formación en puestos de playoff. Aquel curso, Las Palmas ascendió tras una agónica final contra el Zaragoza, que había terminado 6º.

Desde aquel ascenso a Segunda, completan el pódium de mejores clasificaciones de la UD las temporadas 2012-13 y 2013-14. La primera, la del debut de Sergio Lobera en s banquillo, el equipo amarillo alcanzó los 66 puntos, que le permitieron, como 6º clasificado, disputar la primera ronda de unos playoff de ascenso en los que fue eliminado por la UD Almería. Al año siguiente, con el equipo en puestos de promoción, la dirigencia de Las Palmas decidió cesar al propio Lobera, siendo sustituido por Josico, un emblema contemporáneo del club y que por aquel entonces entrenaba al filial, a falta de apenas dos jornadas para el final de una fase regular que Las Palmas acabó con 63 puntos. Fue el año del inolvidable, por lo triste, ‘Cordobazo’.

Estas tres temporadas marcaron el pico en la curva de rendimiento de Las Palmas en Segunda División desde 2006. Poco antes, en la temporada 2011-2012 y con Juan Manuel Rodríguez al timón, la UD consiguió por fin una salvación holgada, la que le permitieron sus 58 puntos que le permitieron acabar 9ª, a 13 puntos de los playoff pero 18 por encima del descenso, cuya frontera marcó el Cartagena.

El equipo insular repitió 57 puntos en los años 2007, al final de la primera temporada tras el retorno a Segunda, y el curso pasado, marcado por el parón derivado de la Covid-19. Mientras, este año se plantó en 56, la que sería su séptima mejor puntuación desde 2006 en la categoría de plata del fútbol patrio.

La temporada recién finalizada le fue incluso mejor que la 2018-19, la que iniciaba un nuevo periplo en Segunda después de tres años en el piso superior, que acabó con 54 puntos tras el dispendio propio de quien se lo jugó todo a una carta, la del ascenso que nunca llegó. Esos puntos se repitieron 8 años antes, al final del curso 2010-11.

Descenso.

El descenso al infierno de la Segunda División B bien pudo llegar un año antes, pues los 51 puntos obtenidos apenas la valieron a Las Palmas para acabar 17ª, solo uno por encima del Cádiz, que cayó al pozo desde la 19ª plaza pese a los 50 puntos que, en teoría, bien valen la permanencia en dicha categoría. Idéntica puntuación consiguió la UD al acabar el tramo 2006-07, el primero tras el retorno a Segunda División. Quedó 18ª, dos puntos por encima del primer descendido, el Real Madrid Castilla.

La peor temporada de Las Palmas desde aquel glorioso 2006, y la peor de la categoría en mucho tiempo, fue la 2008-09. Entonces, al acabar la misma, a la formación grancanaria le bastaron 47 puntos, ni siquiera los 50 de rigor, para quedarse en Segunda. Quedó otra vez 18º, pero sacándole cuatro puntos al histórico Alavés.