REAL MADRID

Conte y Raúl ganan enteros y 'aparecen' Pochettino y Xabi

Con Allegri cerca de la Juve, son los nombres que se manejan para el banquillo. El italiano y el '7' cogen fuerza, Pochettino siempre gustó y se une a las quinielas Xabi Alonso.

El Real Madrid se ha quedado oficialmente sin entrenador. Zinedine Zidane se ha acercado a Valdebebas a despedirse y el club ha hecho oficial su marcha a través de un comunicado. Se trata de su segunda salida como entrenador blanco después de la de 2018, la tercera si tenemos en cuenta la de jugador. Sin embargo, no es algo que haya pillado por sorpresa ni al vestuario ni a la directiva, que lleva ya varias semanas trabajando sobre este escenario.

Con Allegri fuera del juego (muy cerca de la Juventus), son dos los nombres que ganan fuerza. El primero es Raúl, que lleva en la carrera desde el principio. Tal y como contó este periódico, el club ya ha hablado con él para consultarle cuál sería su plan para la temporada que viene, aunque de manera informal. Es una apuesta de la casa, pero algunos miembros de la directiva creen que todavía no ha llegado su momento y que necesita más experiencia.

El segundo en la lista es Antonio Conte, con el que no se contaba hace unos días. Su sorpresiva salida del Inter ha permitido que entre en las quinielas. Se trata de un entrenador de mucho carácter y con una política de trabajo muy estricta. En el club se debaten entre si es necesario traer a un preparador como él o buscar a un entrenador más conciliador, siguiendo una línea continuista.

En las últimas horas ha aparecido un viejo anhelo de los blancos: Mauricio Pochettino. Se trata de un entrenador que siempre ha gustado en los despachos del Bernabéu y que, justo seis meses después de su llegada al PSG, está viviendo su peor momento en Francia. Está enfrentado con Leonardo, director deportivo, y esto podría precipitar su salida. El Madrid no le pierde la pista si acaba saliendo.

A Raúl, Conte y Pochettino se les une un outsider con el que nadie contaba: Xabi Alonso. El vasco, que ha cuajado un año excelente con el filial de la Real Sociedad consiguiendo el ascenso a Segunda, es otro entrenador que por personalidad y conocimiento gusta mucho. Eso sí, tiene el mismo problema que Raúl: su experiencia en la élite es nula y podría ser mejor opción esperarle unos años.