ESPANYOL

El Espanyol celebra la salvación que ha evitado dos descensos

Jugadores, entrenador y club festejan que el Espanyol B no jugará en Tercera RFEF, aunque pudo militar en Primera, todo con una media de edad de 19,6 años.

Permanencia Espanyol B.
RCDE

“El Espanyol B ha acabado la temporada de la mejor manera posible: goleada, objetivo conseguido y ante nuestra afición. Orgullo de cantera”. Tal cual lo relataba y enumeraba el club perico en las redes sociales, el pasado domingo, una vez se confirmaba, en virtud a su incontestable victoria por 3-0 ante el Atzeneta, que el filial no bajará la próxima temporada a la inexplorada Tercera División RFEF. Ese, según deja entrever la entidad, era el objetivo inicial, con su plantilla tremendamente joven. Su promedio de edad ha sido de 19,6 años.

Alegría y celebración que se vivió también en la Ciudad Deportiva Dani Jarque, a pesar de que el Espanyol B jugará la próxima temporada en Segunda RFEF, una categoría por debajo de la Segunda B en la que militaba este curso, que equivaldría a la nueva Primera RFEF, y de la que bajaron los pericos a finales de marzo. “El equipo ha logrado el objetivo, que era la salvación”, manifestaba Luis Blanco, el entrenador desde la destitución de José Aurelio Gay, que se produjo solo tres días después de aquel descenso.

“Se ha sufrido esta temporada en el filial, pero los chicos han respondido bien en el último tramo. Estas situaciones en una temporada pueden pasar, que un equipo no compita bien de inicio, pero al final la calidad y la energía de los chicos ha salido. Tenemos jugadores y un modelo fantásticos”, razonó en los canales del club Blanco, quien reiteró que “era importante mantener la categoría, eso nos da mucha tranquilidad”.

"El equipo ha logrado el objetivo, que era la salvación"

Luis Blanco, entrenador

Y en esa misma línea de ver el vaso medio lleno, se postuló uno de los capitanes del filial, Ricard Pujol, quien remarcó que “este año era un reto para el club, para la formación como cantera por la que habían apostado Luis Vicente (Mateo) y Rufete (coordinador de la cantera y director deportivo, respectivamente). Nos encontrábamos con una plantilla muy joven, muy renovada, con muchos juveniles que han tenido un gran mérito, y con veteranos a los que no nos tocaría serlo por edad”.

Hemos conseguido un objetivo tan difícil como mantener la categoría”, aseguró Pujol, a quien según informó La Grada le corresponde el curso próximo ficha del primer equipo y que culminó así su alegato: “Para quienes tenemos el sentimiento perico, no podíamos con el retorno a Primera ser nosotros los que bajásemos”. La Segunda RFEF, que es la cuarta categoría del fútbol español –la Segunda B, donde habían jugado hasta ahora, era la tercera– les espera la próxima temporada 2021-22.