CÁDIZ

Óscar Arias: "Me fui del Cádiz por la mala relación con Cervera"

El ex director deportivo del Cádiz ha decidido romper su silencio y contar su versión sobre los hechos que provocaron su salida del club. Arias señala a Álvaro Cervera.

Óscar Arias: "Me fui del Cádiz por la mala relación con Cervera"
Álvaro Rivero

Óscar Arias, exdirector deportivo del Cádiz, ha hablado para la Cadena SER Radio Cádiz sobre su salida del club y su complicado paso por la entidad cadista debido a la mala relación que existía entre el entrenador del Cádiz, Álvaro Cervera, y él. El que fuera director deportivo del Submarino Amarillo desde septiembre de 2018 hasta el 2 de enero de 2021 afirma estar cansado de callar y escuchar críticas sin que se conozca su versión de los hechos.

Óscar Arias comenzó su discurso explicando el porqué de la entrevista y, también, el porqué del momento elegido. “Estoy harto de que se me aluda cuando hay algo malo en el Cádiz. Parece que soy yo el responsable, pero de lo bueno no. Quiero aclarar cosas que se han ido diciendo. Me han intentado humillar profesionalmente”. Y aclara, “tengo una trayectoria que gustará más o menos, pero he preferido mantener silencio porque entendía que no era momento de polemizar con lo que el Cádiz se estaba jugando. Visto con el tiempo me doy cuenta de que debería haber hablado y aclarado cosas porque hay verdades que se han quedado en el tintero y mentiras que han tomado forma de verdad”.

El silencio ha perjudicado al director deportivo, que ya está cansado de tantas críticas. “Yo no he salido a decir cómo eran las cosas y parece que entonces es verdad. Te quedas indefenso porque parece que tú estás aquí pintado sin ninguna responsabilidad de lo bueno, lo malo sí es responsabilidad mía. Ha sido un descrédito constante a mi persona y eso cansa. Nunca he hablado mal de nadie del club y he cuidado las formas”.

Según afirma Arias, la pesadilla a la que se enfrentaría comenzó nada más aterrizar en Cádiz. “A los pocos días de llegar al Cádiz se firma a Sergio Sánchez y ya hay un medio diciendo que era un agente de mi confianza intentando desacreditarme. Ese día percibí que la situación sería complicada. En el club hay intereses cruzados y yo llego de la mano de Vizcaíno mientras que hay otra parte en contra. Es un clima complicado. Pensé que centrándome en mi trabajo todo iría bien, pero no fue así”.

Óscar explica que la relación con Cervera empezó mal desde el primer momento. “Desde que llegué el recibimiento no fue el esperado, entre ello el recibimiento de Álvaro Cervera. Yo venía de la mano de Vizcaíno y por entonces la relación entre el presidente y Cervera no atravesaba por su mejor momento. Álvaro es una persona que no es fácil y tiene su forma de entender la vida y el fútbol. Se van dando situaciones que no favorecen. Al final no pudo ser y llegó el momento en el que decido no seguir en el club al término de la temporada. Veía el clima en mi contra y el presidente decide dar él la ruda de prensa de balance del mercado. Lo decidió él y el ataque es hacia mi dejándome a mí como mudo. Él es el presidente y es su decisión, estoy seguro de que con la mejor intención. Mi decisión de marcharme del club es solo y exclusivamente por mi relación con el técnico”.

También relata su salida del club y el día de las despedidas. “Es el propio entrenador el que no para de lanzar darditos y encima son mentira. Un día hablo con Manolo (Vizcaíno) y le digo que me voy, y al día siguiente fui a despedirme y a recoger mis cosas. Estuve allí con todos los del club y le pido a la plantilla despedirme de ellos. Cuando me despedí muchos pasaron por el despacho a despedirse personalmente. Después fui a despedirme de los técnicos. El entrenador ni me miró, como es habitual en él, y el resto estaban allí y les explico que me voy. Nadie habló porque no pueden mostrar afecto hacia mi. Me fui triste”.

Arias afirma sentirse muy triste con el mensaje que le consta que Cervera lanzó a la plantilla cuando él salió del Cádiz. “Al día siguiente Cervera le dice a los jugadores que hay cambios en el club, y afirma que ‘una vez más el bien ha vencido al mal’. No sé qué le he hecho a Cervera si solo he trabajado e intentado ayudarle. Nunca ha compartido Cervera nada conmigo. Con el resto del cuerpo técnico tenía buena relación, pero a solas. El clima era insostenible. Me he sentido solo. Manolo ha intentado, como ha creído conveniente, que el tema se resolviese, pero lo que no puede ser no puede ser”.

Sobre la nueva dirección deportiva con Enrique Ortiz y Jorge Cordero al mando, “Es la mejor opción que puede tener el Cádiz. Traer a una persona extraña puede ser más complicado. Si el club ha decidido ponerse en manos del técnico y que sea él el que gestione y sea la cabeza visible, lo más acertado es darle continuidad a las personas de su confianza. Enrique (Ortiz, director deportivo) sabe moverse entre aguas turbulentas”.

Arias ve la renovación de Álex Fernández complicada porque “Álex nunca ha sido santo de devoción del técnico. Todos los veranos decía que si se podía sacar o que si llegaba alguna oferta, que sin problemas. Es lógico. Yo lo que reprocho no es que tenga esa forma de pensar, es que diga una cosa aquí y otra fuera. Él dice que si puede salir Álex, que va a su contra estilo..., pero luego no digas que es un jugador importante para ti si lo quieres sacar”.

Finalmente, sobre la posibilidad de que Bryan Gil hubiese llegado cedido al Cádiz en el mercado de verano, Arias insiste en que “El técnico lo descartó. Sin el ok del entrenador no iba a mover piezas para traer a un jugador de 18 años y que no juegue teniendo tanta proyección. Luego lo ha llamado la Selección y nadie quiere asumir eso. Bueno, culpa mía también”, sentenció con ironía.