FÚTBOL

Los 33 españoles que triunfaron en Europa: 28 títulos en 13 países

Sólo hay seis jugadores que han conseguido hasta el momento un triplete. Son los españoles del París Saint-Germain y del Slovan Bratislava.

0
Pedro Porro
Getty

Poco a poco se van cerrando todas las competiciones de la temporada 2020/21 y son 33 los futbolistas españoles que hasta el momento han triunfado en los torneos europeos con 28 títulos repartidos en 13 países diferentes con los que han brillado lejos de casa.

A falta del final de algunas Ligas y de que concluya la "Champions League" y la Liga Europa, dos torneos en los que los españoles del Chelsea, del Manchester City y del Manchester United pueden añadir trofeos a su vitrina, el número de victorias es amplia.

Por cantidad, sólo hay seisjugadores que han conseguido hasta el momento un triplete. Son los españoles del París Saint-Germain y del Slovan Bratislava. En el caso del conjunto francés, que se quedó sin sus dos competiciones más importantes (Liga de Campeones y Liga), sí que alzó la Copa de Francia, la Copa de la Liga y la Supercopa.

Pablo Sarabia, Juan Bernat, Ander Herrera y Sergio Rico sumaron a su palmarés tres títulos, aunque de forma descafeinada por perder los más importantes para el club. Sin embargo, para los españoles del Slovan Bratislava, José Antonio Delgado "Nono" y Vernon De Marco, el curso ha sido redondo: ganaron la Liga, la Copa y la Supercopa de Eslovaquia.

Con dos títulos, que podrían ser también tres si el Manchester City gana la Liga de Campeones al Chelsea, se colocan los españoles del equipo de Pep Guardiola: Ferran Torres, Rodri Hernández y Eric García. Los tres tuvieron mayor o menor protagonismo en la consecución de la Premier Leaguey de la Copa de Inglaterra, pero si hay que decir un nombre que sobresalió sobre el resto fue el de Ferran Torres, que este curso marcó hasta 13 tantos en todas las competiciones oficiales (sin contar las que jugó con España).

En Inglaterra también ganaron algo Ayoze Pérez, que en el Leicester consiguió la Copa de Inglaterra y Dani Ceballos, Héctor Bellerín, Pablo Marí y Joel López, que derrotaron 2-1 en la final al Liverpool para conseguir la Community Shield.

Como casi todos las temporadas, el Bayern Múnich ganó la Bundesliga y de esa victoria se beneficiaron Javi Martínez y Marc Roca. Además, añadieron a sus vitrinas la Supercopa para acumular dos títulos en una temporada. La Copa, sin embargo, fue para el Borussia Dortmund de Mateu Morey, que derrotó 1-4 al Leipzig en la final.

También consiguió dos títulos Álvaro Morata. Lo hizo en el Juventus, que pese a despedirse de la Liga después de nueve victorias consecutivas, se consoló con la Supercopa y con la Copa de Italia tras derrotar en las finales 2-0 al Nápoles y 1-2 al Atalanta, respectivamente.

También acumularon dos los jugadores del Sporting Lisboa Antonio Adán y Pedro Porro, que hicieron historia tras recuperar la Liga después de 18 temporadas de sequía en su club. Además, ganaron la Copa de la Liga tras vencer en la final 1-0 al Braga con un gol, precisamente, de Pedro Porro.

En los otros dos títulos de Portugal también triunfaron españoles. Abel Ruiz, en el Braga, se llevó la Copa de Portugal, mientras que Iván Marcano y Toni Martínez, en el Oporto, consiguieron la Supercopa.

En otros campeonatos menores, también hubo triunfos españoles. Como en Polonia, donde el Legia Varsovia de Iñaki Astiz se proclamó campeón de Liga, el Rakow de Ivi ganó la Copa y el Cracovia de Iván Marquez la Supercopa.

En Bulgaria, Higinio Marín complementó su gran temporada (siete tantos en todas las competiciones) con un título. En el Ludogorets, el delantero español ganó la Liga.

Igual que Jordi Gómez en Chipre. El Omonia, que acumulaba once temporadas sin ganar la Liga, la ganó con el español en sus filas. Y, muy cerca, en Grecia, José Ángel Crespo levantó la Copa en el AEK Atenas, mientras que en Israel Enric Saborit y Luis Hernández ganaron la Supercopa.

Juan Cámara alzó la Copa de Rumanía con el Universitatea Cracovia después de ganar en la final al Astra. Igual que Alex Carbonell en Suiza, que en el Lucerna sumó a su vitrina la Copa helvética después de superar 1-3 al St. Gallen en el partido decisivo.