ESPANYOL-TENERIFE

1X1 Espanyol: un poco de RdT no basta para ser campeones

Melamed y Puado dieron un aire mejorado al conjunto perico. El delantero hizo un golazo en su primera intervención. Darder, molesto y crítico con el árbitro por su roja.

0
Monito Vargas, Espanyol.

Diego López: Tuvo muchísimo más trabajo en la primera mitad que en la segunda. Se vio sorprendido, en el 5’, por el disparo de Pomares desde fuera del área. En el 13’ se lució para evitar el 0-2. El tanto recibido puede provocar que se le escape el Zamora.

Óscar Gil: Lo intenta y llega, en muchas ocasiones, en disposición de hacer algo interesante al ataque, pero pocas veces logra conectar bien. En defensa sufrió mucho en los primeros minutos del encuentro.

Lluís López: Fue de menos a más y logró crear mucho peligro en las acciones a balón parado. En el 48’ asistió de cabeza a Dimata, pero el delantero remató al larguero. Tuvo algunos errores en la salida de balón. Destila tranquilidad y confianza.

Cabrera: No permite que ninguno de sus compañeros se relaje y fue el primero en tratar de levantar al equipo tras el 0-1. Solidario en las ayudas defensivas a Pedrosa, aunque debe mejorar en la salida de balón. Hay momentos que abusa en exceso del pase en largo.

Pedrosa: Fue, sin duda, el mejor jugador del Espanyol en la primera mitad. No se cansó de busca la línea de fondo y colocar centros. Explotó al máximo su velocidad y en defensa hizo un gran despliegue. Ha llegado al tramo final de curso a un nivel tremendo.

Embarba: Tiene mucha confianza en su uno contra uno. Pidió el balón con insistencia y, como la mayoría de sus compañeros, estuvo mejor en la segunda mitad. Eso sí, en el 10’ dio un buen susto al meta del Tenerife en una falta.

David López: Pueden no salirle las cosas o fallar un pase, pero su esfuerzo por recuperar balones es encomiable. Su trabajo en la primera mitad pudo quedar un poco deslucido porque el Tenerife fue superior. Acabó fundido.

Darder: Cuando el Espanyol tiene el balón sonríe y luce muchísimo. En la segunda mitad dio un paso al frente y lideró muchas de las acciones ofensivas. Trató de llegar con peligro desde segunda línea. Su cambio de juego suele ser siempre acertado. Fue expulsado en los últimos minutos y, tras hablar con el árbitro, se mostró crítico y molesto. "No le he dicho nada", comentó.

Vargas: Partido discreto y en el que apenas apareció en ataque. Pudo realizar un par de conducciones, pero no acabó de concretar nada. Pedrosa estuvo mucho más incisivo llegando desde el lateral. Fue sustituido al descanso.

Melendo: Su porcentaje de acierto fue muy bajo. Empezó con ganas, aunque se fue diluyendo con el paso de los minutos. En el 25’ no acertó a rematar bien un centro de Pedrosa y tras ello se le vio inseguro en el pase. Perdió algunos balones que provocaron las contras del Tenerife.

Dimata: Su juego de espaldas es espectacular y da muchísimas opciones a sus compañeros. En la primera mitad le llegaron pocos balones aprovechables, por no decir ninguno, dentro del área. Ya en la segunda parte, en el 48’, remató de cabeza al palo y, en el 60’, fue sustituido.

Melamed: Le dio una marcha más al juego mostrándose en la espalda de los centrocampistas del Tenerife y por la banda izquierda. En el 58’ lo probó con un tiro desde fuera del área.

Puado: Salió con ganas y cuando cogió el balón sólo tuvo la portería contraria en mente. Hizo multitud de movimientos y desmarques.

RdT: Es un lujo y quiere ser, sin duda, el pichichi de Segunda. En el primer balón que tocó lo transformó en gol. En el 70’ se jugó la roja.

Keidi Bare: Juego posicional necesario. Esfuerzo e intimidación.