PLAYOFF ASCENSO A 2ª

Playoff de ascenso de Segunda B: partidos, resultados y quién se clasifica

El Burgos vuelve 19 años después gracias a un gol de Saúl Berjón. Por la mañana, el Ibiza subió por tanto de Ekain. La Real B y el Amorebieta, también de plata.

0
Playoff de ascenso de Segunda B: partidos, resultados y quién se clasifica

La Real B, el Ibiza, el Burgos y la SD Amorebieta ya son de Segunda División. El Sanse fue superior en el cómputo global al Algeciras y el pequeño Amorebieta sorprendió a un Badajoz que no supo reaccionar. El Ibiza también se apunta a la élite gracias a un penalti de Ekain. El Burgos se llevó el último billete gracias a un gol en la prórroga del incansable Saúl Berjón.

REAL SOCIEDAD B 2 - Algeciras 1

Duro enfrentamiento el de los pupilos de Xabi Alonso ante el Algeciras, que necesitaron de la prórroga para conseguir el ansiado ascenso a LaLiga SmartBank. Sanse y Algeciras dejaron todo para la segunda parte, donde se produjo toda la acción. Antes, en la primera parte el filial donostiarra dominó a su antojo el encuentro, pero sin ninguna ocasión clara. En la segunda parte, el plan era el mismo: el Sanse mantener la posesión y el Algeciras buscaba las pérdidas del rival y salir rápido a la contra.

La mala suerte se cebó de las defensas. Si es difícil ver un gol en propia puerta en un partido, en esta final vimos dos. En primer lugar, Ezkurdia se vio sorprendido por un rechace de su compañero y no pudo hacer nada para evitar el gol para el Algeciras. A partir de ahí, con el 0-1, vimos la mejor versión de los de Salva Ballesta, que arrinconó a los jóvenes del Sanse. Pero, en otro capricho del azar, una jugada aislada de Aldasoro terminó con un gol en propia de Jordi Figueras. Tablas en el marcador y así nos fuimos a la prórroga. Eso sí, sería injusto para Ayesa no recordar la última jugada de los 90 minutos. Un mano a mano ante Álvaro Romero que solucionó de una forma espectacular para evitar el ascenso del Algeciras.

Ya en la prórroga, el Sanse fue mucho más superior que el Algeciras. El tiempo extra tuvo un nombre propio: Karrikaburu. El delantero, aún en edad juvenil, fue el héroe 'txuri-urdin'. Un golazo de delantero de muchos quilates permitió a los de Xabi Alonso cantar el 'A Segunda, oé'. El año que viene tendremos un nuevo filial en Segunda División. El Algeciras, por su parte, tendrá que volver a intentarlo el año que viene. Seguro que los de Salva conseguirán estar en el próximo playoff.

Badajoz 0 - Amorebieta 1

Viverazo en Badajoz. El Amorebieta jugará en Segunda por primera vez en su historia tras vencer, por sorpresa, al Badajoz en su estadio. Un gol de Íñigo Bilbao será recordado por todos los vizcaínos durante muchísimos años. Pero no será menos recordada la figura de Saizar. El veterano portero fue clave en la victoria del Amorebieta. Dos paradones antológicos suyos impidieron el empate de un Badajoz que no paraba de toparse con la muralla vasca.

Cuando parecía que todo estaba rodado para que el Badajoz celebrase la vuelta a Segunda delante de su afición (el azar del sorteo quiso que jugaran en el Nuevo Vivero), pero el Amorebieta quería tener la última palabra. Un gran planteamiento por parte de Íñigo Vélez maniató al Badajoz, que desde el gol visitante no consiguió crear peligro, salvo las dos paradas de Saizar. Con más corazón que fútbol, el Badajoz se murió en la orilla. En esta ocasión, el oro fue para el Amorebieta, que cumplirá con el sueño de ser de plata. El Badajoz, a volver a intentarlo. La ciudad lo merece.

Ibiza 1- UCAM Murcia 0

La Segunda B es cruel y cambia la vida de sus implicados a partes iguales. El Ibiza es nuevo equipo de Segunda División, tras ganar por un gol a cero al UCAM Murcia. El tanto fue obra de Ekain, desde el punto de penalti. No hay VAR y la jugada dejaba muchas dudas. El colegiado pitó una falta en la frontal y sus asistente le marcó los once metros. Cuestión de centímetros para decidir toda una temporada. Varias fases y un Playoff acaban decantándose de un lado u otro por los escasos milímetros que separan una raya blanca de una franja verde. Los jugadores del UCAM, por supuesto, gritaron a los cuatro vientos su indignación. Mientras, toda una isla pensaba en el enorme festejo que suponía este éxito sin precedentes.

Fue un partido difícil de narrar. Una clásica final. Mucha tensión sobre el césped, riesgos, centros sin rematador y pocas ocasiones. Germán y Biel Ribas salvaron una por bando en la primera mitad. En la segunda, salieron con todavía más cautela y las ocasiones se contaron con la palma de una mano. Un choque de titanes, dos contrincantes a la altura de la circunstancia. Pulsaciones a mil revoluciones y una prórroga en el horizonte. Todo hasta el polémico penalti transformado por Ekain. El UCAM no bajó los brazos, pero sí las piernas. Y el Ibiza, que ha encajado diez goles en toda la temporada, no iba a fallar a la hora de la verdad. Así suben los campeones. Un proyecto que nació de la nada ya es de Segunda. Solo queda aplaudir. A ambos, por supuesto.

Burgos 1- Bilbao Athletic 0

Las finales no se juegan. Las finales se ganan. Y no hay duda alguna de que está frase no salió de la cabeza de Saúl Berjón en ningún momento. Su entrenador Calero debió ser de los pocos que no pensó en momento alguno que debía cambiarlo. El veterano futbolista no podía dar un paso más. Estaba exhausto, fundido, antes siquiera de llegar a la prórroga. Pero sus ojos se inyectan en sangre en días como hoy. Álvaro, una máquina de correr de principio a fin, puso un balón al área y fue Berjón, quién si no, el encargado de hacer soñar despiertos a toda una ciudad.

Eso ocurrió a escasos minutos del final. Después se lesionó el árbitro, algo que frustró a Nico Williams y todo el filial. Luego se añadió ese tiempo, pero el Burgos ya lo tenía en su mano. Liderados por una grada incansable, los líderes derrocharon toda la energía que tenían y les costó llegar al final. Pero demostraron su condición. Impidieron que el Bilbao Athletic generara. Todos fueron partícipes de esta proeza. Desde Barovero, impecable en las salidas, hasta Claudio Medina, futbolista clave tras su entrada.

Desde la 2001-02, los burgaleses no sabían lo que era estar en Segunda División. Y lo hicieron, con Caselli a los mandos; Michu, en la dirección deportiva; Calero, en el banquillo; la gente alentando en la grada; una plantilla de guerreros; y el saber estar del inigualable Berjón. El Athletic, por su parte, se va con la cabeza alta. Ya son tres las finales perdidas por el club esta campaña. En esta hay mejores conclusiones: Nico Williams será un crack y hay mucho talento en esta cantera. Pero a veces la experiencia es un grado. El más veterano de los de Etxeberría es 12 años menor que Saúl Berjón. Y así, y con motivos más que de sobra esta temporada, el Burgos ya está de vuelta.