INGLATERRA

La indiscreción de Kane puede costarle cara

El presidente del Tottenham, Levy, baraja impedirle su salida tras sentirse traicionado por el jugador por airear en una entrevista con Gary Neville su deseo de abandonar el club.

Que Harry Kane desea marcharse del Tottenham para mejorar porque siente que en el club de los Spurs ha tocado techo es un secreto a voces. Pero el secreto ha sido aireado más de la cuenta y en una entrevista de máxima audiencia con Gary Neville en la cadena Sky Sports y eso ha provocado la ira del presidente del Tottenham, Daniel Levy.

El máximo dirigente ha encajado mal y como una traición que Kane haya hecho público su deseo de abandonar el club y que no haya quedado en la privacidad de las negociaciones entre ambos. Según informó el Daily Mail, Levy está furioso porque considera que Kane le ha faltado al respeto y no ha cumplido con ese pacto implícito de caballeros.

La posición de los Spurs sigue siendo que Kane no está a la venta y las declaraciones del jugador podrían poner su salida más difícil. Se necesitaría una gran oferta de más de 174 millones de euros para poner a prueba su disposición a la venta, especialmente porque los postores más probables son los rivales nacionales Manchester City, Manchester United y Chelsea.

En la entrevista, Kane, de 27 años, habló de muchas cosas más, aparte de su deseo de irse, de sus ganas de jugar con Kevin de Bruyne en la Champions League, de sus ansias por ganar trofeos y también de la opción de jugar fuera de Inglaterra: "Siempre existe la opción de tal vez mudarse al extranjero algún día, pero no creo que eso realmente me interese en un futuro cercano. Siento que tengo unos buenos siete u ocho años en la cima, cuando miras a Messi, Ronaldo, Ibrahimovic, y ves que todos siguieron mejorando cuando llegaron a los 30 años''.