ATLÉTICO

Koke o el sueño del capitán

El '6' aspira a conquistar LaLiga el sábado en Valladolid. Sería su primer título con el brazalete de capitán. Si lo logra sumará ocho, los mismos que Diego Godín.

Madrid
0
Koke, con el título de la Supercopa de Europa en Tallín. Ahora puede cumplir su sueño: levantar un título como primer capitán.
PEPE ANDRES DIARIO AS

La primera vez que se enfundó la rojiblanca para defenderla sobre el césped, Koke (Madrid, 1992) tenía ocho años. Hacía cuatro que el Atlético había ganado el doblete pero esa, a pesar de reciente, ya era una historia vieja. Koke iniciaba su camino en el club desde lo más profundo, Infantiles, y en sus años más negros, descenso a Segunda, regreso, Intertotos, Champions siempre por la tele, de otros, siempre de otros. El niño que una vez le pedía una foto a Torres después de un entrenamiento hace ya tiempo que se hizo hombre. Mañana puede cumplir un sueño: levantar el título de Liga como capitán del Atlético.

Koke ha estado en siete celebraciones (las Europa League de 2012 y 2018; la Supercopa de Europa en 2012 y 2018 y España 2014; la Copa del Rey 2013; y la Liga 2014) pero nunca empuñó el trofeo para alzarlo solo al aire. Era tercer capitán. Por delante dos hermanos, Gabi y Godín. Fue el último quien le pasó el testigo del brazalete cuando se fue, en el verano de 2019, después de haber levantado en Tallin, Supercopa de Europa ganada al Madrid, su único título como primer capitán tras la marcha de Gabi. Tres años después, Koke puede cumplir el sueño de alzar LaLiga. Si lo hace, también igualará a Godín como el jugador con más títulos en su palmarés de la historia reciente del Atlético: ocho (Adelardo ganó 10). Un sueño. La suya es una vida dedicada al Atleti. Su cuerpo no conoce otra camiseta, otros colores.

Récord a récord

Vive Koke en esta temporada rodeado de números que explican su importancia no sólo en el equipo del Cholo, también en el club. Capitán y faro, siempre el que más corre, el que más se desgasta, el futbolista que temporada tras temporada está en el podio de los jugadores de campo con más minutos (es el segundo ésta, tras Savic, con 3.598’; fue el tercero la pasada, con 3.526’, detrás de Saúl y Thomas), rebasando ya una cifra que parece inalcanzable para todos los demás, tantos que estuvieron antes, los 500 partidos con la rojiblanca. Tiene 28 años y ya la supera (501). Más que él ya sólo jugó esa leyenda, Adelardo Rodríguez, en que en 17 temporadas en el Atlético disputó 553. Un récord con 45 años de historia que Koke podría alcanzar la próxima temporada. El que más cerca estuvo, antes, fue Tomás Reñones, con 483.

Eurocopa

Si cuando juega puede no notarse, está y es como un pulmón que sube, arriba y abajo, oxigenándolo todo en cada respiración, como automático, ay del Cholo cuando ha faltado. El Atleti se traba, el Atleti se asfixia, el Atleti no gana. Había perdido su sitio en La Roja hace dos temporadas, pero ésta Luis Enrique ha vuelto a llamarle. También ya sabe que la vida con Koke es la vida mejor. Y España este verano se juega una Eurocopa. Koke sueña jugarla con esta Liga, que sería su segunda, en el palmarés. Siempre confió en ello, incluso cuando esta temporada llegaron las sombras.

Porque a pesar de inicio arrollador rojiblanco, la primera vuelta de récord, el mullido colchón con Barça y Madrid empezó a descoserse. Y llegó la derrota ante el Athletic y parecía que todo lo logrado sería como el intento de atrapar una ola en el puño de la mano: cuando se abre, se ha ido, no hay nada. Y, de pronto, en las redes una arenga se hizo viral. “Somos el put… Atleti y vamos a ganar esta Liga. Sacamos las cosas cuando más difícil lo tenemos. Cuanto más fácil es peor. Vamos a ganar esta Liga, nadie cree en nosotros y es cuando mejor hacemos las cosas”. Era la voz de Koke, en un mensaje privado que saltó de móvil en móvil hasta llenarlos todos. Un mes después, esa palabra de capitán está a punto de hacerse realidad. 24 años, 11 onces y 25 días después de aquel inolvidable doblete.