CELTA

Sergio cuelga los guantes

'O Gato' anuncia su retirada a los 34 años, doce meses después de sufrir una lesión de rodilla que le ha impedido volver a defender la portería del Celta.

0
Sergio Álvarez muestra la placa entregada por Carlos Mouriños, presidente del Celta, durante el acto de despedida como futbolista del portero gallego.
S.SAS Diario AS

‘O Gato’ ha agotado todas sus vidas en la portería. Sergio Álvarez cuelga los guantes doce meses después de sufrir la rotura de ambos meniscos de la rodilla derecha, una lesión que le ha impedido regresar a los terrenos de juego. Tras diez temporadas como integrante de la primera plantilla del Celta, el canterano celeste ha anunciado este jueves su retirada en un acto celebrado sobre el césped de Balaídos.

A sus 34 años, el guardameta de Catoira no ha podido despedirse del fútbol profesional de la manera que le hubiese gustado. Su rodilla derecha no se ha recuperado del grave contratiempo que tuvo lugar en A Madroa durante el entrenamiento del 18 de mayo de 2020, en la cuenta atrás para el regreso de LaLiga tras el parón por el estallido de la crisis sanitaria de la COVID.

Designado mejor cancerbero de la Europa League 2016-2017, Sergio cierra su carrera deportiva con 188 encuentros oficiales disputados con el Celta. El arousano seguirá trabajando para la entidad olívica, aunque en la rueda de prensa que ha ofrecido esta tarde no ha especificado el puesto que va a ocupar.

“Me cuesta caminar con normalidad”

Muy emocionado desde que apareció por el túnel de vestuarios de Balaídos, el ya exfutbolista señaló en el homenaje organizado por el Celta que la decisión de retirarse estaba tomada desde “febrero o marzo”. “Me cuesta caminar con normalidad y no puedo correr”, desveló Sergio.

El doctor García Cota, jefe de los servicios médicos del Celta, explicó que “cuando operamos la rodilla nos dimos cuenta de que tiene una artrosis. Ya la conocíamos de una operación previa, pero había aumentado de una manera muy importante. Ese proceso degenerativo se complicó más adelante porque empezó a tener problemas en otras articulaciones”.

‘Un dos nosos’

El Celta eligió la frase ‘un dos nosos’ (uno de los nuestros) para celebrar este adiós. Sergio recordó que llegó a la entidad celeste procedente del Arousa “con 17 años y ahora tengo 34, a este club lo considero mi familia” y en su discurso de despedida afirmó “sentir emoción, lo mismo que sentí en mi vida siempre que he practicado este deporte. Se cierra una etapa de mi vida que ha sido muy bonita. El fútbol no ha sido solo un deporte para mí, me ha dado unos valores”.

Delante de sus familiares y de los que han sido sus compañeros de vestuario, el catoirense ensalzó la figura del presidente Carlos Mouriño: “Siempre te has portado muy bien conmigo. No hay palabras para describir lo que haces por todos”. El máximo mandatario céltico elogió la “Afouteza” de Sergio y sintetizó la carrera del exportero asegurando que “eres la filosofía, la esencia de este club”.