BARCELONA 1 - CELTA 2

Aprobados y suspensos del Celta: La hazaña más amarga

El Celta consiguió una histórica victoria en el Camp Nou gracias al doblete de Santi Mina, pero se queda sin opciones matemáticas de regresar a Europa.

Ilaix pelea por el balón con Denis Suárez en presencia de Messi, Mina y Piqué
Joan Monfort AP

Iván Villar: Empezó el partido con una buena parada a Griezmann y durante todo el partido se mostró bastante solvente. Estaba vendido en el gol de Messi. Estuvo dubitativo en alguna salida por alto, pero en líneas generales cuajó otro buen partido en un escenario grande.

Kevin: Fue un auténtico derroche de pundonor, peleando cada balón como si le fuera la vida en ello. Se dedicó a cerrar su costado y no se complicó la vida en campo contrario. Provocó la expulsión de Lenglete que dejó al Celta en superioridad en el tramo final.

Araújo: Iba a actuar de central zurdo, pero la lesión de Aidoo le obligó a cambiar su sitio a última hora. El mexicano ejerció como líder de la zaga, arropando al joven Carlos Domínguez en todo momento y cerrando muchos espacios por dentro. Estuvo firme por alto.

Carlos Domínguez: Finalmente entró en el once por la lesión de Aidoo en el calentamiento. Lo hizo casi sin calentar y con el vértigo de hacerlo en el Camp Nou y ante Messi. El argentino le ganó la espalda en el tanto barcelonista. Pese a todo, demostró tener mucha personalidad.

Aarón Martín: Sufrió mucho en la primera parte con Dembelé, sobre todo en los balones a su espalda. Se fue asentando con el paso de los minutos y termino el partido con menos inquietudes. No subió tanto como en otras ocasiones.

Beltrán: Corrió como un descosido para cerrar espacios al Barça por el interior. Aún así, le costó tapar a Messi en esa zona de la frontal del área. Esta vez no se incrustó entre los centrales para sacar el balón jugado desde atrás.

Brais: Estuvo muy tapado cuando tuvo oportunidad de brillar en ataque. Tuvo mucha tarea defensiva, pero cuando combina en campo contrario es un peligro constante. No tuvo la inspiración de las últimas semanas en los últimos metros.

Denis: Se nota que juega con la sonrisa puesta. Está en su salsa en la posición de mediocentro ofensivo y además le salen las cosas. Dio mucha salida al equipo y además rozó el gol. Su buen derechazo lo despejó Ter Stegen.

Nolito: Persiguió sombras en la primera parte y acabó desquiciado por no poder gozar más del balón en sus pies. Dejó algún detalle de calidad propio del sanluqueño, pero acabó siendo sustituido porque su depósito estaba ya en la reserva.

Aspas: Sumó una asistencia más y tiene casi en la mano el título de mejor asistente de la temporada. El Barça no le permitió lucirse como en otras ocasiones. Le costó entrar en contacto con el balón. Tuvo que ser sustituido tras recibir un pisotón en su tobillo.

Mina: Fue el héroe indiscutible del partido, la bandera que portó el espíritu de Larrivey. Realizó dos disparos a puerta y marcó dos goles que sellaron un triunfo para el recuerdo. Primero engañó a Ter Stegen con un disparo desde la frontal y al final marcó a puerta vacía ante el alemán.

Solari: Siempre aporta grandes cosas al equipo. El argentino no necesitó más de veinte minutos para ser protagonista en el Camp Nou. Estuvo a punto de marcar el 1-2 en el minuto 87 y la mayor parte del tanto final es suyo, con un centro-chut que se estrelló en el palo antes de que Mina marcase.

Baeza: Suplió al tocado Aspas en el tramo final del encuentro, pero apenas tuvo tiempo para entrar en contacto cone l balón.

Sotelo: Coudet hizo debutar al juvenil en el tiempo de descuento. Nunca olvidará este partido, aunque su presencia fuera testimonial.