VALENCIA-EIBAR

La afición del Valencia solo compra 3000 de las 5000 entradas

El primer día de puertas abiertas de Mestalla evidencia el desapego de la afición del Valencia con el proyecto y también con la política de venta de entradas para el duelo ante el Eibar.

La afición del Valencia solo compra 3000 de las 5000 entradas
Alberto Iranzo

Mestalla abre sus puertas 422 días para el público. El estadio del Valencia es uno de los dos de la Liga Santander en los que se volverá a ver aficionados en las gradas, el otro es el de La Cerámica. Pero en Mestalla solo habrá 3.000 de los 5.000 aficionados que podrían haber accedido al estadio. Se confirma el desapego entre la afición del Valencia y el proyecto de Peter Lim, alimentándose tal distanciamiento con la política de precios por la que apostó el club para la visita del Eibar. 

El Valencia incrementó alrededor de un 20 por ciento los precios de las entradas para el Valencia-Eibar con respecto al mismo partido de la temporada anterior. A pesar de que 6.000 abonados tenían un descuento del 50% (los que optaron por no reclamarle al club ninguna compensación económica por los partidos que se jugaron a puerta cerrada en la temporada 2019/2020), el Valencia ha comprobado que la respuesta de su afición dista de ser de ilusión por volver al estadio. 

La manifestación de hace una semana, en la que se concentraron más de 5.000 aficionados, y el hecho de que no se hayan agotado ni tan siquiera las 5.000 entradas puestas a la venta para el primer partido de futbol profesional con público en Mestalla desde el inicio de la pandemia son dos reflejos de lo profunda que es la crisis social en la entidad blanquinegra. Un desapego que preocupa e inquieta al departamento de márketing de la entidad.