REAL SOCIEDAD

Xabi Prieto: "Fue una pena no convencer a Aduriz para que viniera a la Real"

El excapitán txuri-urdin repasa algunos aspectos curiosos de su carrera en una de sus entrevistas más personales.

Xabi Prieto: "Fue una pena no convencer a Aduriz para que viniera a la Real"
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

"Fue una pena no convencer a Aduriz para que viniera a la Real". Estas palabras pertenecen a Xabi Prieto, ex jugador de la Real Sociedad que se convirtió en leyenda al jugar más de 500 partidos de txuri-urdin solo en el club donostiarra. Las declaraciones las hizo en una interesante iniciativa del campus de San Sebastián de la Universidad de Deusto, que ha puesto en marcha una serie de programas en su canal de YouTube. Bajo el nombre de 'Descubriendo a..." pretende conocer el lado humano más allá del deportista de personajes populares. Xabi Prieto ha sido el primer invitado.

Fue una charla de una poco más de una hora dirigida por el periodista y profesor de la universidad, Imanol Artola, en la que Xabi Prieto desveló que intentó convencer a Aritz Aduriz, donostiarra y exjugador del Athletic, para que acabar jugando en la Real antes de su definitivo regreso a Bilbao. "Aritz es mi amigo, tenemos varios proyectos juntos. Es incireible lo que ha hecho en el fútbol y los números que tiene. Fue una pena no poder convencerle de que fichase por la Real, pero él a mi tampoco me convenció de que yo fichase por el Athletic. Habría sido bonito jugar con él en la Real, ya jugamos algunos partidos con la selección de Euskadi".

Prieto nunca quiso jugar en equipo que no fuera la Real, pero no son solo palabras. "Más que decir, yo lo demostraría con hechos. Uno puede ser feliz y cumplir sus sueños en la Real. Pero para ser un 'one club man' el club tiene que valorarte y quererte. Yo lo tuve en la Real, e incluso Aperribay, el presidente, me ofreció renovar cuando decidí retirarme, pero tenía claro que era el momento de dejarlo".

Otro de los momentos curiosos llegó cuando le pidieron un once de jugadores con los ha compartido vestuario en Real en sus 15 años en el primer equipo. Atentos: "Riesgo, Rekarte, Ansotegi, Mikel González, Aranzabal; Xabi Alonso, Aranburu; Vela, Oyarzabal, Griezmann; Agirretxe", señaló en donostiarra. Pero el jugador que más huella le dejó fue Mikel Aranburu, de quien heredó el brazalete de capitán. "Me marcó por su manera de hacer las cosas: en silencio, con humildad, sin levantar la voz. Es lo que traté de hacer yo después, traté de ser un ejemplo sin tener que decir las cosas dos veces".

Desde que Xabi Prieto se retiró en 2018, no hay estado vinculado al mundo del fútbol, salvo con su labor como embajador de LaLiga. Poco a poco le va llegando la hora de definir su nuevo futuro. Tiene los tres títulos de entrenador y un máster en dirección y gestión deportiva. Y se ve más en este segundo aspecto. "Tengo claro que si decido ligarme profesionalmente a algún club sería la Real y me veo más en algo institucional que en algo deportivo. Tengo los títulos de entrenador, pero por ahora no me veo en los banquillos". Aperribay le sigue esperando con un despacho reservado para él en Anoeta.

La charla también tuvo momentos para las anécdotas de cuando era jugador, como cuando explicó los 'férreos' marcajes de Gabi Milito, el ex defensa del Zaragoza y el Barcelona, entre otros. "Me marcaba en los corners y me daba unos pellizcos tremendos en los brazos y en la tripa. Era una pasada, pena que no existiese VAR en ese momento". Y hasta tuvo tiempo de emocionarse, como cuando le enseñaron tres de sus hijos, Jon, Luca y Leo. Quizá alguno de ellos siga sus pasos en la Real, aunque por ahora son muy pequeños.