REAL SOCIEDAD B - ANDORRA

Xabi Alonso y su filial amenazan el gran proyecto de Piqué

Los donostiarras parten con una ligera ventaja porque, al llegar al playoff como primeros, les bastaría con un empate para poder alcanzar la final.

Xabi Alonso y su filial amenazan el gran proyecto de Piqué
FC ANDORRA

Real Sociedad B y Andorra ponen en juego su futuro. Y se lo juegan a única carta. Lo realizado hasta la fecha esta temporada ya no sirve porque una derrota se salda con un adiós al sueño de ascender a Segunda División. Ambos equipos están a sólo dos partidos de pisar el fútbol profesional, para los tricolores sería la primera vez en su historia, y son, precisamente, los que están obligados a remar más fuerte en este primer envite. Para alcanzar la final deben ganar sí o sí porque el filial donostiarra, al haber sido primero de su grupo, tiene la ligera ventaja de que, en caso de que el duelo y la prórroga acaben en empate, se clasificará para la final. No habría penaltis.

Se trata de un encuentro repleto de morbo porque mientras que en el Andorra lucen el propietario Gerard Piqué y el técnico Eder Sarabia, la Real Sociedad está liderada, desde el banquillo, por Xabi Alonso. Este ha formado una camada tremendamente competitiva y repleta de calidad. Es más, no es extraño ver a algunos, como Ayesa y Pacheco, de manera habitual ejercitarse con el primer equipo. Los donostiarras acabaron primeros del grupo II con 53 puntos (ha ganado nueve de sus últimos diez partidos) y ha sido el máximo goleador de Segunda B con 46 tantos. El jugador a seguir de este filial es Robert Navarro, mediapunta que se crió en el Barcelona.

En cuanto al Andorra, ha llegado a este playoff como tercero del Grupo III, pero ha demostrado este curso que cuando necesita dar un paso al frente no se amedrenta. Eder Sarabia cuenta con un grupo entregado y en disposición de sellar su cuarto ascenso en los últimos tres años. En los tricolores destacan los goleadores Carlos Martínez y Víctor Casadesús. Este último fue 'txuri-urdin' la temporada 2007-08. Tienen claro que para soñar tocará marcar.