FINAL CHAMPIONS FEM. | CHELSEA-BARÇA

Sam Kerr, una de las estrellas de la final europea: "No creo que esté cerca del nivel de Messi"

La futbolista australiana aseguró que no le molesta que le comparen con el delantero argentino del Barça tras ganar su sexta Bota de Oro con el Chelsea.

Sam Kerr, una de las estrellas de la final europea: "No creo que esté cerca del nivel de Messi"
Chelsea

Samantha May Kerr (Fremantle, Australia, 27 años) es una de las cracks a seguir en la final de la Champions del próximo domingo (21:00h, Gol TV) en Gotemburgo. La delantera del Chelsea persigue un gran reto en su primera final de Champions, y también la de su equipo. Líder de la Selección australiana, la atacante tiene tras de sí una larga trayectoria jugando al máximo nivel y sumar este título europeo sería un nuevo logro de una estrella de talla mundial.

La delantera del Chelsea habló en la previa a la final europea y se mostró muy ilusionada de cara al partido en Gotemburgo. Una cita a la que llega en su momento más dulce de la temporada. La futbolista, que fue preguntada por si le molesta que le comparen con Messi al tener seis Botas de Oro, dijo: "La gente siempre va a comparar, pero no lo veo mal. Creo que es genial que la gente hable del fútbol masculino y del fútbol femenino al mismo nivel. Al final del día, solo somos futbolistas. Messi es una leyenda y uno de los más grandes de todos los tiempos. No creo que esté cerca de su nivel todavía, pero es bueno tener seis botas doradas como él".

Llegó en 2019 al Chelsea con un contrato millonario

Con mucho gol y una habilidad inusitada, llegó a Inglaterra en 2019 tras triunfar en la mejor liga femenina del mundo: la NWSL de Estados Unidos. Allí consiguió ser la jugadora que más goles ha marcado en la historia de la competición, ganó títulos de la NWSL, dos botas de oro australianas y las dos botas de oro norteamericanas...

Una estela que ha continuado en Inglaterra, donde acaba de ganar su sexta Bota de Oro en una temporada en la que lleva 27 dianas en total (21 en Liga, 3 en Copa y 3 en Champions) y 9 asistencias en todas las competiciones. Con estos números la australiana está amortizando su millonario contrato con goles en el Chelsea, con el que acaba de ganar la Liga por segunda temporada consecutiva.

"Se ha realizado un trabajo duro esta temporada, por lo que fue un momento realmente enorgullecedor, pero sobre todo emoción y realmente orgullosa de ser parte de este equipo. Está siendo una temporada larga para nosotros y se ha trabajado mucho", dijo Sam Kerr acerca del título nacional, que apenas pudieron celebrar al tener la mente en la final de la Champions frente al Barça. 

La delantera australiana ha valorado también la gran conexión que tiene en el ataque de las 'blue' con Fran Kirby, con la que forma una dupla letal. "Fran ha demostrado claramente que es una de las mejores jugadoras del mundo y lo hace semana tras semana. Y creo que mi conexión y la de ella es especial, todos me preguntan: "¿Lo entrenas?", Pero es algo natural. Ella es solo una superestrella", añadió Kerr, para la que no ha sido fácil adaptarse a Inglaterra y su fútbol.

"El nivel en el fútbol femenino ha aumentado de forma espectacular"

"Llevó algo de tiempo, pero la verdad es que esa es la vida de un futbolista. A veces los goles entran y otras no. Pero, se ha invertido mucho trabajo duro, sacrificio y dedicación en esta temporada por parte de todo el equipo así que me siento muy afortunada de ser parte de este equipo", subrayó la australiana, que continuó valorando el crecimiento de equipos como el Chelsea o el Barça en Europa.

"Creo que el nivel en el fútbol femenino ha aumentado de forma espectacular en los últimos años. La Liga española está mejorando, la italiana también, e incluso el Mundial", puntualizó Kerr, que no quiso vaticinar lo que espera de su rival en la final europea. "Nos centraremos en nosotras mismos, pero tenemos que respetar sus fortalezas y debilidades", aseguró.

Sam Kerr también quiso alabar a su entrenadora, Emma Hayes, la que considera que ha sido "muy, muy importante" en su éxito personal en el Chelsea. "Había mucha gente que dudaba de mí a principios de año. Emma confió siempre en mí. No fue fácil y tener a una entrenadora que me ayude y me apoye ha sido muy importante. Pero, también a nivel futbolístico, donde ha descubierto lo que mejor me viene y en las posiciones en las que mejor rindo. Aunque su impacto en mí fuera del campo ha sido mayor que su impacto dentro de él", sentenció.