REAL VALLADOLID

Sergio González: "Va a ser imposible que nos salvemos con 31, 32 o 33 puntos"

El técnico del Real Valladolid no aparta la mirada del Villarreal y pide a la afición y a los periodistas que sigan creyendo en la salvación.

Valladolid
Sergio González: "Va a ser imposible que nos salvemos con 31, 32 o 33 puntos"
REAL VALLADOLID

Sergio González ha comparecido este miércoles en rueda de prensa para valorar cómo llega 'su' Real Valladolid al partido de este jueves frente al Villarreal. El técnico blanquivioleta mantiene su confianza en el trabajo de sus pupilos y la consideración de que dependen de sí mismos, aunque reconoce que hay aspectos a mejorar como en el plano ofensivo. Agradecido con el apoyo que siente de Ronaldo, solicita a la afición y periodistas que sigan confiando en la salvación, en la que el vestuario no deja de creer.

¿Cómo se encuentran tras la derrota de Mestalla?

Teníamos las esperanzas puestas en dar un golpe encima de la mesa y está claro que trastoca. Este año están pasando muchas cosas por errores nuestros; estamos acostumbrándonos, pero no queda otra que cabrearnos y rebelarnos. No puede volver a pasarnos que salgamos en una segunda parte como el día del Betis y en Mestalla. El equipo está concienciado de que tenemos otra oportunidad importante, de que dependemos de nosotros y de que la única forma que tenemos de sacar esto adelante es estando juntos, metiéndole intensidad, jugando al fútbol con balón como en los dos últimos partidos y metiéndole un poco más de mordiente en el 'otro fútbol', porque no es normal que el Valencia hiciera 17 faltas y nosotros seis. No podemos permitirnos ese lujo, porque hacer faltas denota que eres intenso y aprietas sin balón.

Anímicamente, ¿cómo se encuentra?

Con la misma responsabilidad que todos. Estoy convencido de que todos daríamos mucho de lo que tenemos para que la situación fuera otra o por conseguir solventar esta situación. Estamos muy involucrados. Yo, personalmente, he cogido muchísimo cariño al Real Valladolid y daría muchísimas cosas por salvarnos. Después de cada partido hay un periodo de luto, pero luego recuperas energías, porque veo entrenar a los futbolistas, les miro a la cara y es lo que ellos me transmiten, porque es verdad que el equipo nunca ha estado desordenado y ha sido una cosa de locos, siempre ha estado metido en el partido y han sido pequeños matices los que no hemos podido solventar y hacen que veamos más sombras que luces. El equipo hace muchas cosas bien y es una pena que el esfuerzo que hace durante la semana no quede reflejado a nivel de resultados. Después del partido contra el Valencia estuvimos jodidos, pero al final te quitas el luto, te pones el mono de trabajo, transmites a los futbolistas que dependemos de nosotros, que tenemos que hacer las cosas bien y que es verdad que estamos en una situación que quizá no nos esperábamos por cómo hemos jugado, pero que hay que afrontarla con responsabilidad, garantías y fortaleza. En ese camino estamos todos. Daremos todo para que vean ese compromiso y que estamos haciendo lo imposible por mantener la cabeza alta.

¿Qué percibe desde fuera?

Entender hay que entender todas las posiciones, porque cada uno tiene una forma de ver la vida. La sensación que percibo en la calle es de que la gente me está apretando positivamente, empujándome, dándome aliento... Cuando voy a buscar a mis hijos al cole la gente me transmite que sigue creyendo en nosotros y que lo vamos a hacer. La gente es consciente de las dificultades que hemos tenido este año, de que el equipo intenta dar su máximo nivel y quiere empujar porque las valoraciones siempre son al final de temporada. Yo eso lo noto y con lo que me quedo. Las redes sociales las dejé, mi cuenta está ahí, pero no la miro. De los periodistas, alguna reacción, al staff o a mí nos llega, porque vivimos de esto. Si me preguntáis si me gustaría que los periodistas fuerais más positivos, diría que sí, pero yo no soy nadie para deciros nada. Entiendo que la afición pueda ser más eufórica y partidista, y que vosotros sois una parte importante para empujar a los futbolistas y, dentro de lo del vaso medio lleno o medio vacío, verlo siempre medio lleno, y que los enfoques puedan ser más positivos, porque este objetivo lo vamos a sacar entre todos, sin engañar, pero viendo más lo positivo que lo menos bueno. A partir de ahí, lo importante es que contra el Villarreal estemos acertados en el planteamiento y los futbolistas lo hagan bien, porque estoy convencido de que eso, después de tantas semanas, nos empujaría a todos a creer todavía más, y al que no crea, que vuelva a creer, porque en el fondo todos peleamos porque el Real Valladolid se mantenga en Primera División, a pesar de que haya situaciones en las que alguno pueda ir por otro lado. Me parecería muy difícil entender que aunque haya periodistas que aprieten más o menos, no quieran la salvación del Real Valladolid aunque su forma de entenderla sea más rara de poder aceptar.

¿Ha echado en falta apoyo público de Ronaldo?

Con nosotros, sobre todo en el último mes y medio, es cuando más ha aparecido. Mediáticamente sabéis que no le gusta mucho aparecer, pero a nivel personal ha venido a empujarnos cada semana, a mostrar su confianza a los futbolistas en el vestuario, a ver los partidos... Quizás a nivel de prensa no ha tenido ese mensaje que estáis esperando, pero a nivel interno ha estado cada semana viendo qué pasa y dándonos ese apoyo. A nivel personal estamos comprometidos al máximo con él porque su confianza fue contundente. Ojalá le podamos devolver esa confianza con el éxito que todos buscamos. Su apoyo es fuerte.

¿Ve al equipo atenazado?

Está claro que cuando crees que haces bien las cosas y no te recompensan, en la situación en la que estamos, con esta responsabilidad, el equipo no se encuentra con la alegría necesaria para sacar su mejor versión, pero todos los que estamos en esta situación estamos en ese momento. El que tenga más temple y más estabilidad tendrá más opciones. Hay situaciones que no estamos trabajando bien. Contra un Valencia generar 19 golpeos y solo dos entre los tres palos es complicado, y eso hace que tu decisión sea distinta, porque estás responsabilizado de más. Ojalá tengamos el temple necesario para ser contundentes en defensa y poder elegir bien la opción ofensiva.

En lo futbolístico, ¿cree que todavía se pueden mejorar cosas?

Estamos insistiendo en que en el último partido tuvimos muchas oportunidades de finalización y no estuvimos acertados en los remates a portería. Hemos vuelto a trabajar córners ofensivos, porque no es lógico que un equipo tenga nueve y no remate uno o dos con opción de gol, la comunicación entre puestos, cambios de orientación para poder entrar por dentro... pero sobre todo estamos haciendo hincapié en el remate a puerta, porque es verdad que estamos en el debe en la parcela defensiva, pero hay muchos partidos en los que, si hubiéramos estado acertados en lo ofensivo, habríamos paliado haber recibido goles.

Ha hablado de 'otro fútbol'... ¿Eso se entrena?

Nosotros no hemos sido nunca precursores de hacer muchísimas faltas y siempre hemos dado la sensación de poder hacer más para parar transiciones, para generar un fútbol más agresivo, ser más contundentes en el bloqueo... pero siempre hemos tenido los mínimos requeridos para competir en cada partido. Llevamos dos partidos algo por debajo del nivel exigido. El Valencia, a priori, tienen una calidad excelsa y nosotros estuvimos muy lejos, con solo seis. Tenemos que subir esa frecuencia, porque también hace que el rival esté más apretado y tenga la sensación de que tienes muchas más ganas de poder conseguir la victoria. Eso es carácter y personalidad, poco a poco hay que trabajarlo e intentar hacerlo, porque lo hemos hecho. Estoy seguro de que contra el Villarreal pasaremos los dos dígitos.

¿Qué mensaje transmite a la afición, teniendo en cuenta que no ganan desde el seis de marzo?

Que crean. Estamos con muchísimas ganas de brindarles una victoria y de volver a tener esa sensación que la produce. Me he enterado de que va a haber una movilización importante de las peñas y se lo agradezco; dice mucho de ellos y los futbolistas seguro que lo van a notar. Los hemos echado mucho de menos en Zorrilla; a pesar de que todo el mundo piense lo contrario, hubiéramos querido que estuvieran con nosotros, porque seguro que nos habrían sacado muchos puntos. Ojalá estemos a la altura de todo ese esfuerzo que hacen por acompañarnos y vernos en nuestra mejor versión.

¿Cuenta con alguna novedad deportiva?

Tenemos la bajas de Orellana y Carnero, los demás están todos para entrar en lista.

¿Se fija en los resultados de los rivales?

Pues no. Está claro que lo que pasa alrededor es tu Liga, pero eso es secundario. Nosotros lo que podemos hacer es plantear un gran partido contra el Villarreal, competir a un gran nivel y ganar; ese es el camino para poder salvarnos. Va a ser imposible que nos salvemos con 31 puntos, 32 o 33. Necesitamos más puntos y eso depende de nosotros, de nuestro partido, de ver si Gerard Moreno aparece en el espacio, si los laterales van a subir, si Paco Alcácer intenta hacer desmarques para finalizar, que Parejo cree lo menos posible... Lo principal y a lo que tenemos que atender es a conseguir la victoria contra el Villarreal. Lo que está pasando en los partidos no podemos no verlo, pero solo podemos pensar en ganar al Villarreal, porque hace tiempo que no conseguimos una victoria. De reojo miras todo, pero para qué te vas a desgastar en semanas previas; hay que pensar en el Villarreal, en que la semana pasada dio descanso a jugadores importantes, en que yo creo que va a sacar su mejor versión y que a lo mejor rota el domingo pero no contra nosotros...

¿Qué es lo que más le preocupa del Villarreal?

Lo primero es que tiene un grandísimo entrenador que maneja muy bien diferentes estructuras y los tempos del partido; los cambios suelen ser acertados. Tienen un equipo muy completo. A nivel defensivo tienen juventud en Pau Torres y veteranía con Albiol, laterales profundos, dos pivotes de mucho nivel, dos bandas a las que les gusta aparecer por dentro, Gerard Moreno que es diferencial y aparece a la espalda de los pivotes y tiene gol y Alcácer que es un goleador nato. Es un equipo muy completo, pero que también ha perdido partidos. Por qué no vamos a poder ser nosotros un equipo que les haga daño y les podamos ganar.