ITALIA

Achraf, el 'tren' del Scudetto

Conte le acogió avisando de que tenía que mejorar y acabó el curso besándolo en la frente: el crecimiento imparable del lateral coincidió con el del Inter, que no piensa soltarle.

0

"Ven con nosotros: crecerás conmigo y me ayudarás a ganar". Más que un mensaje, el que (según Gianluca Di Marzio) Antonio Conte le envió a Achraf parece una profecía. Ha ocurrido exactamente lo que vaticinó: el lateral, en un solo año, ha crecido muchísimo y el técnico conquistó el Scudetto también gracias a su ayuda. Siete goles, ocho asistencias y 41 partidos: el exmadridista ya es un intocable y con apenas 22 años promete todavía mucho más. Nagelsmann, que entrenará al Bayern la próxima temporada, le tiene apuntado en su agenda. "Eso no me sorprendería. El Bayern es de los mejores clubes del mundo. Si busca a alguien, el jugador tiene que ser el mejor en su posición. Y Achraf es el mejor en su posición", declaró Camaño, agente del futbolista, en TZ. Pero el Inter no piensa soltarle, pase lo que pase en el próximo verano.

Eso sí, algo le ha costado, porque Conte es un perfeccionista y no se conformaba con sus imparables llegadas ofensivas, a las que en Italia comparan con un tren. "Debe trabajar mucho en la fase defensiva y saber que tendrá mucha presión encima", afirmó el entrenador. Y el marroquí no le ha decepcionado. Tras un par de meses necesarios para su adaptación, las virtudes borraron casi totalmente sus defectos. Mientras algunos cuestionaban la inversión del Inter (más de 40 millones, durante la pandemia, son muchísimos), Conte estaba tranquilo y le dio su tiempo.

Le descartó del once inicial seis veces en las primeras 12 jornadas, mientras que en las siguientes 22 ocurrió solo una vez. Las grandes rachas de victorias decisivas para el scudetto coincidieron con su crecimiento, y no fue casualidad. Achraf es el tercer goleador del equipo detrás de Lukaku y Lautaro, y el segundo mejor asistente siempre a espaldas del belga. Ha entrado en el corazón de los interisti y el expresidente Massimo Moratti, que de talentos sabe mucho, le coronó comparándolo con una de las leyendas del Triplete: "Si pienso en mi equipo que lo ganó todo y veo el de hoy, Achraf me recuerda a Maicon: ambos son muy buenos defendiendo y letales cuando atacan. Dos armas". El final feliz de su 'novela de formación', para Achraf llegó antes del scudetto. Ante el Cagliari, el pasado 11 de abril, saltó al campo en los últimos 20 minutos y propició el decisivo tanto del 1-0, firmado por Darmian. Conte le buscó y le dio un beso en la frente delante del mundo entero. El niño que tenía que mejorar ya se había hecho hombre.