NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

VALENCIA

Otra vez Voro... y van siete

Voro González asumirá por séptima vez, de nuevo al borde del precipicio, las riendas del Valencia en las cuatro jornadas que restan de Liga; la quinta vez desde la llegada de Peter Lim.

Actualizado a
Voro, en un partido de la pasada temporada.
PABLO MORENO/LALIGADIARIO AS

Otra vez se recurre a Voro. Y van siete. La quinta desde que Peter Lim es propietario del Valencia. Voro González (L’Alcudia, 1963) toma las riendas del Valencia tras la destitución de Javi Gracia. A él se encomienda el club de nuevo para mantener la categoría, como aquella primera vez en 2008 tras la destitución de Ronald Koeman.

Voro dirigirá por séptima vez al Valencia. Tres de ellas fueron etapas de mera transición; en 2012 cuando ocupó el banquillo por un partido entre Pellegrino y Valverde y en 2015 cuando fue la transición entre Nuno Espíritu Santo y Gary Neville.

De las siete veces que ha dirigido al equipo, la más prolongada fue en la temporada 2015/2016, en la que sustituyó a Césare Prandelli y dirigió al equipo en 28 partidos (incluidos los que ocupó el banquillo en el traspaso de poderes entre Pako Ayestarán y el técnico italiano). La última, el curso pasado, en las últimas seis jornadas tras el cese de Albert Celades.

Voro, en total, ha dirigido al equipo en 42 partidos, con un balance de 20 victorias, seis empates y 16 derrotas. Su situación más comprometida, más incluso que la actual, fue en su primera etapa, en la temporada 2007/08, cuando salvó al Valencia que había entrenado Koeman del descenso con cuatro victorias en las últimas cinco jornadas.

Lim lleva ocho entrenadores en seis temporadas

Gracia, con su cese, se convierte en el sexto entrenador que despide antes de tiempo Peter Lim y en el octavo de la era del dueño de Singapur. De hecho ningún entrenador de los que ha tenido Lim, salvo Voro por sus circunstancias, ha llegado a cumplir sus contratos y uno de ellos, Césare Prandelli, presentó su dimisión por desavenencias con la propiedad.

Presagio de lo que está siendo su ciclo en el Valencia, la primera decisión de Lim cuando ni tan siquiera aún era dueño del club fue obligar a la destitución de Pizzi para fichar a Nuno Espíritu Santo. Al portugués, su amigo, lo despidió la temporada siguiente de meterle por primera vez en Champions. Lim también destituyó a Gary Neville, Pako Ayestarán, Marcelino, Celades y en última instancia a Gracia.

Voro representa la figura de hombre de club en el mundo del fútbol. Voro ha ejercido de todas las labores deportivas posibles en la entidad de Mestalla. Canterano, futbolista del primer equipo, entrenador de la escuela, del filial, delegado, entrenador y ‘team manager’ del equipo.

 

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?