SEGUNDA DIVISIÓN B

El destino del Andorra de Piqué se decide a un partido

El domingo a las 12:00, el equipo de Eder Sarabia tendrá que ganar al Alcoyano y esperar que falle el Nàstic para optar a subir a LaLiga SmartBank.

0
El destino del Andorra de Piqué se decide a un partido
Andorra

Ya dijo en su día Gerard Piqué que su objetivo era que sonase el himno de la Champions en el Principado. Para aquel entonces, el club que acababa de comprar militaba en Regional Catalana y ese mismo año lograria el ascenso a Tercera División. Los problemas del Reus dejaron una plaza vacante y los mandatarios apostaron por comprarla. El Andorra ya estaba en Segunda B. Pero la categoría de bronce esconde una dificultad añadida, de la que es muy difícil salir. El año pasado, no se logró el objetivo de pelear por el ascenso y esta temporada la transición a Primera RFEF era inevitable. Dicho y hecho, Eder Sarabia y su plantilla lo lograron.

Ahora, en la última jornada de la segunda fase, el Andorra se jugará el todo por el todo en busca de la tercera plaza. Ya no podrá ser el mejor cuarto ni alcanzar a Ibiza y Barça B, los dos primeros de la tabla. Solo le queda una alternativa: arrebatarle el tercer cajón del podio al Nàstic de Tarragona. Para desgracia de Piqué y sus hombres de confianza, el equipo no depende de sí mismo y requiere de otro resultado para pelear por subir a Segunda.

Es un grupo que se decide por coeficientes, pero en este caso no hay que tirar de calculadora, ya que los dos que se lo juegan acabarán con el mismo número de partidos disputados. El Nàstic suma 43 y el Andorra, 41. Así pues, el Andorra jugará el Playoff de ascenso a Segunda División si gana al Alcoyano y su rival por el tercer puesto pierde contra el Ibiza. Todo lo que no sea ganar deja a los de Sarabia en la cuarta plaza y, por tanto, en Primera RFEF la próxima campaña.

También cabe otra posibilidad: que el Andorra gane y sume 44 puntos y que el Nàstic empate y tenga exactamente la misma cantidad. En ese caso, habría que mirar el enfrentamiento directo entre ambos. Firmaron tablas a uno en Prada de Moles y en el Nou Estadi de Tarragona, los locales arrasaron por cuatro goles a dos. Así pues, el empate en la tabla no le vale a la entidad de Gerard Piqué.

¿Y luego qué?

Si logra la clasificación, el Andorra sería tercero en la tabla y disputaría el tradicional Playoff. Ahí caben dos opciones: que se mida a un líder de grupo o que sea el afortunado que enfrente a un segundo. En cualquier caso, deberá ganar su eliminatoria para pasar a la final por el ascenso a LaLiga SmartBank. El formato de Segunda B marca que, en caso de empate tras la conclusión de la prórroga, se clasificará para la siguiente ronda aquel que haya clasificado mejor en temporada regular. Así pues, sí o sí tendría que ganar su primer partido para seguir vivo.

En caso de no darse la clasificación, el Andorra habría alcanzado ya uno de sus principios fundacionales del nuevo proyecto. Llegar a Primera RFEF no es solo la permanencia, sino un paso más hacia el profesionalismo. El club estará rodeado de otras 39 entidades con altas miras. Habrá más ingresos publicitarios. También televisivos con respecto a lo de esta temporada. En resumidas cuentas, habrá pros y contras. Por un lado, se crecerá en todos los aspectos. Por el otro, habrá muchísimo nivel y el ascenso será una meta realmente complicada.

El futuro es Eder Sarabia

Gerard Piqué quiso desde el primer momento tener a hombres de confianza en su banquillo. En primer lugar apostó por Gabri, que en su día fue jugador del Barcelona. Le dio confianza, pero en febrero de 2020 decidió destituirle por una dinámica negativa que le costó al Andorra el puesto en el Playoff y las posibilidades de ascender una vez se retomó la competición tras la pandemia.

Consciente de que la Segunda B es muchas veces más de experiencia que de nombres, contrató a Nacho Castro, todo un clásico del fútbol no profesional. No se equivocó, ya que dotó a la plantilla de una consistencia y una fuerza capaz de hacer frente a cualquier reto. No fueron los resultados el motivo por el que el técnico fue destituido.

El central del Barcelona tiene un proyecto muy ambicioso en el Principado, como lleva demostrando desde que llegó. Y vio en Eder Sarabia la mejor opción para llevar al Andorra a la élite, si no este año, el que viene. Por ello, no le firmó por unos meses o una temporada, fórmula clásica en el fútbol de bronce. Apostó por él por esta temporada y otras dos más y despidió agradecido a Nacho Castro, un soldado que también fue clave en impulsar el proyecto.

Eder Sarabia será la piedra angular. En lo que respecta a la plantilla es pronto para sacar conclusiones. Según el portal Transfermarkt, todos los futbolistas acaban en junio. Es habitual en Segunda B, más todavía esta campaña en la que hay tanto baile de categoría. No obstante, para la Primera RFEF llegarán refuerzos. En principio, será una competición más abierta al mercado internacional, entrarán más descartes de Segunda que hasta ahora y algún Primera puede sentir la tentación como en su día hicieran Esteban Granero o Charles.

Infografías de BeSoccer.