BARCELONA

Alerta amarilla: Messi, De Jong, Griezmann y Mingueza, al borde de la suspensión

Si ven una tarjeta este jueves ante el Granada se perderán el partido frente al Valencia. Leo y Frenkie llevan más de dos meses regateando la sanción.

Alerta amarilla: Messi, De Jong, Griezmann y Mingueza, al borde de la suspensión
PABLO MORANO REUTERS

A Ronald Koeman no se le acaban nunca los problemas. Ahora que ha empezado a recuperar jugadores -han recibido el alta en las últimas semanas Piqué, Sergi Roberto, Neto, Dembélé y Pjanic-, se encuentra que empieza a acumular jugadores al borde de la suspensión. Desde hace más de dos meses que tanto Leo Messi y Frenkie de Jong están gestionando esta situación de manera notable: el argentino desde el 27 de febrero y el holandés, aún más tiempo incluso, desde el 7 de febrero. Pero en la última jornada, ante el Villarreal, se les han sumado dos compañeros más: Antoine Griezmann y Óscar Mingueza.

Evidentemente de este cuarteto de jugadores quien tiene más números de ver la quinta amarilla es el defensa del filial, tanto por la posición que ocupa en el campo como por el ímpetu que pone en todas sus acciones. Los otros tres pueden ir modulando esta situación, con más o menos efectividad. De hecho, De Jong estuvo muy condicionado en el partido ante el Valladolid, donde evitaba siempre el choque y el contacto, pese a jugar como tercer central, para no ver una amarilla que le hubiera impedido estar en el Clásico.

Parece evidente que está situación de jugar con el freno de mano se podría repetir este domingo contra el Valencia, en el caso que no vea la tarjeta esta jueves: el siguiente partido después de Mestalla es ante el Atlético de Madrid en el Camp Nou, donde el Barcelona se jugará buena parte de sus aspiraciones para ganar el campeonato. Más asumible, a priori, es la situación para Messi y Griezmann, que no necesitan emplearse a fondo defensivamente, si bien el delantero francés nunca evita el contacto y destaca por su capacidad de presión.

En todo caso, Koeman lo que ha tenido muy claro desde el primer momento es que la posibilidad de una sanción no le ha condicionado en absoluto la alineación, por lo que, a priori, no parece que se vaya a guardar ninguna carta de cara al partido de este jueves ante el Granada.