SEMIFINALES (IDA) | REAL MADRID-CHELSEA

Un impreciso Timo Werner acaba en la diana

El alemán falló una ocasión clara ante Courtois. Rio Ferdinand pide que le den paso a Abraham y Van Basten, a Ziyech. Hoodle y los aficionados se desesperan.

0

"Uno de los del staff del Chelsea me dio un gran consejo. Cuando iban a la discoteca querían ligar y no lo conseguían porque lo buscaban. Otra noche se quedaron a un lado y se acercaron a por ellos simplemente porque les gustaba. Si hago lo mismo por el equipo ahora, puede que lleguen los goles", aseguraba Timo Werner hace apenas cinco días atrás. Este martes por la noche, salió en Madrid y siguió sin ser el celestino que hiciera que el balón acabara besando la red de la portería del Real Madrid.

El alemán gozó de una ocasión clarísima en el minuto 11 de partido. Mount buscó la portería de Courtois con un disparo alejado. Este rebotó en la zaga blanca y Pulisic se la cedió a Werner de cabeza. El punta ex del Leizpig estaba solo, al borde del área pequeña y la fue a colocar a uno de los pocos sitios donde Courtois era capaz de llegar para evitar el tanto. Una parada magistral, sí, pero en la que Werner jugó su papel con una definición que está lejos de ser la mejor. Ese pudo ser el 0-1, que Pulisic haría minutos después. Benzema haría el 1-1 definitivo y el Chelsea espera no tener que añorar esa ocasión fallada en Londres.

La ocasión definió a la perfección la temporada de Timo en Londres: muchas intenciones, genera oportunidades, pero le falta acierto. Sus datos en el partido lo revelan: dos tiros a puerta, un tiro fuera y uno tapado. No le faltaron intentos, pero sí acierto.

Este acierto, o su falta de él más bien, ha generado muchos comentarios al respecto. El primero, de su entrenador, Thomas Tuchel. Su compatriota fue claro y a la vez, le quitó hierro. "Falló una clara ante el West Ham y falló una clara hoy. No ayuda, pero tampoco nos ayuda lamentarnos o arrepentirnos todo el tiempo. Está enfadado y quizá también decepcionado. Mañana tiene dia libre y luego, tendrá que venir con la cabeza alta. Es un gran profesional y trabaja duro. No dejamos de creer y tenemos la sensación de que todos saben que es un delantero y es fácil... Si marca el siguiente partido nadie hablará de ello", aseguraba el entrenador.

Siempre se ha defendido su capacidad de trabajo, pero su poca eficiencia de cara a puerta le pone en la picota. Uno de los más críticos con él ha sido Rio Ferdinand. El ex del United defiende que él ha tenido bastantes oportunidades poco aprovechadas mientras Tammy Abraham apenas aparece. "Es una locura. ¿Cualquier joven recibe el tiempo que Werner cuando llega? No se les trata con tanto cuidado, ni comprensión, ni entre los algodones en los que se recibe a un nuevo fichaje. Es una inversión, pero un jugador joven también lo es. Aporta mucho valor y nunca recibe el tiempo ni la paciencia que un fichaje. Tammy no tendría el tiempo que tiene Timo (si jugaran igual). Werner marcó el fin de semana, pero falló una ocasión y esta noche, otra. Si eres Tammy, estarás en el banquillo pensando: "Tengo que jugar el fin de semana para estar en el escaparate para el próximo partido ante el Madrid", explicó el central.

En esta misma línea se movía desde los Países Bajos Marco Van Basten. El prolífico delantero pidió más minutos para Hakim Ziyech, ex del Ajax, y criticó la gestión de los minutos de Werner respecto a sus compañeros. "Ese Werner juega muy mal, pero ¿no juega con mucha más frecuencia? El sistema que utiliza este entrenador no es bueno para Ziyech. Entonces, si eres Ziyech, tienes que decir: '¿Sabes qué? Tengo que rezar para que me ponga'"

Hoodle, ex del Tottenham, señaló la exigencia de un delantero a ese nivel, en ese equipo y en ese escenario. "Tiene que marcar... Es indeciso. No la quiso meter en la red con todo. Ha tratado de definir de forma tímida y le ha dado al portero la oportunidad de pararla. Resume su temporada de manera perfecta, ¿por qué no mete el pie con más veneno? No tendrá una oportunidad mejor en ningún partido de fútbol y menos, en una semifinal de la Champions", afirmaba con dureza.

Aunque quien cargó con más dureza contra el de Stuttgart fue Isabelle da Silva, la esposa de su compañero Thiago Silva. "Es karma, chicos. En cada equipo al que voy hay un delantero que sigue fallando goles... ¿Cómo se llama? ¿Werner? ¿Es así?", decía la pareja del defensa brasileño en un vídeo compartido a través de Instagram, mientras veía el partido con sus hijos.

Las críticas se acumulan y su fallo también enfureció en las siempre crispadas redes sociales a varios aficionados del Chelsea. Los datos no le respaldan con 45 partidos jugados, 37 de titular y apenas 11 goles. De momento, asume y sigue trabajando en busca de ese gol que tanto se le escurre hasta en las grandes noches donde, como él mismo explicaba, sigue sin ligar.