LEVANTE

Roger: "Creo que todavía puedo dar mucho más"

El 'Pistolero' pasa revista a sus 200 encuentros oficiales con el Levante y espera seguir haciendo historia en Orriols.

Roger: "Creo que todavía puedo dar mucho más"
ALBERTO IRANZO DIARIO AS

Roger Martí hizo repaso de sus 200 encuentros oficiales con la camiseta del Levante. "No ha sido fácil, pero aquí estoy, cumpliendo 200 partidos oficiales con el Levante. La verdad que quién me lo iba a decir cuando debuté aquí hace diez años. Estoy muy agradecido al club por la oportunidad y muy contento por lo que estoy consiguiendo", aseguró el 'Pistolero' para los medios del club.

El ariete de Torrent, tras una década en el conjunto de Orriols, destaca los momentos que más han marcado, para bien o para mal, sus años de granota: "Momentos buenos han habido muchísimos. Quizá uno de los que más ilusión me hizo fue el ascenso a Primera, por cómo se consiguió y fue un año muy bonito. La verdad que tanto a nivel personal como deportivo fue un año increíble. El peor momento, sin duda, las dos lesiones de rodilla. Creo que incluso la segunda fue mucho peor por el momento en el que se produjo: acabábamos de subir a Primera, tenía un rol muy importante en el equipo y, aunque nunca es buen momento, ahí me fastidió muchísimo".

En estos años, Roger se ha erigido como el segundo máximo goleador histórico y el segundo máximo artillero en Primera División. Números de leyenda para un delantero que forjó el salto al profesionalismo desde Buñol. "Los últimos años sobre todo me siento muy querido y valorado por parte del entorno y del club. Cuando sales de la cantera es difícil hacerte un sitio, ganarte un status, pero la verdad que, aunque me ha costado, lo he conseguido", destaca.

Haciendo balance de sus años en el Levante, se queda con dos figuras, la de Arouna Koné como ejemplo deportivo, y la de Rubén García, su 'hermano' granota. "Llevar diez años aquí me ha dado la oportunidad de conocer a gente increíble. Si me tengo que quedar con un jugador, por jugar en mi posición y porque me encantaba, es Arouna Koné. Cuando debuté era el delantero que estaba y me fijaba muchísimo en él. En lo personal tengo bastantes, pero me quedo con Rubén García. Hizo un camino parecido a mí, subimos juntos del filial y la verdad que tengo una gran relación con él y le guardo mucho cariño".

Por último, a sus 30 años, y contrato hasta 2024, renovado este mismo curso, estos son sus deseos para lo que está por venir: "Sobre todo seguir disfrutando del fútbol, que me respeten las lesiones y poder ayudar al Levante a seguir hacer historia. Esto es un camino muy largo, todavía queda mucho. Estoy en un gran momento, pero creo que todavía puedo dar mucho más", sentenció.