INTERNACIONAL | LUCESCU

"¿Cristiano o Messi? El más fuerte es Neymar, centrado recuerda a Ronaldo El Fenómeno"

El veterano técnico ha sido claro al hablar del número uno del mundo en este momento. Lucescu no tiene dudas de que un Neymar sin distracciones no tiene parangón.

Neymar y Mbappé.
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Mircea Lucescu, a sus 75 años, lleva muchas décadas en la élite del fútbol. El veterano entrenador que dirige al Dinamo de Kiev ha ofrecido una entrevista a la Tuttosport, en el que repasa todos los temas de la actualidad. En tantos años ha visto a muchos grandes jugadores pasar por delante de sus ojos y ahora, claro está, se le pregunta sobre el número uno mundial. "¿Cristiano o Messi? Ahora mismo el más fuerte es Neymar. Cuando él está en forma y sano, hasta hace mejor a Mbappé. Ney me recuerda a Ronaldo, El Fenómeno. Es el mejor de todos cuando está enfocado y no se distrae con otras cosas", explica el rumano aludiendo a lo que se vio en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Champions ante el Bayern.

Eso sí, Lucescu no entiende las críticas a Cristiano en la Juventus ni que alguno crea que el equipo es mejor sin él. "¡No bromeemos! CR7 ha hecho de CR7, marcando tanto como siempre: cuando lo miras, no parece un jugador de 36 años. Si tienes a Ronaldo, tienes que apoyarlo: la impresión, hablando desde fuera, es que algunos compañeros han hecho menos de lo esperado. En cualquier caso, hay que felicitar al Inter: Conte ha hecho un gran trabajo y está ganando merecidamente el Scudetto. Que después de nueve años un club distinto a la Juve lo vaya a ganar es bueno para el fútbol italiano".

Lucescu lo ha vivido también todo ya en el fútbol. La Ley Bosman, el nacimiento de la Champions y el intento de escisión actual. "La Superliga es una historia fea, la peor que he vivido en el fútbol. Y aunque me siento muy joven, tengo 75 años y he visto todo tipo de cosas. La Superliga es mala porque el fútbol nació como un deporte accesible El deporte para todos, empezando por los más pobres. Querer convertirlo en algo elitista está mal y es peligroso. ¿Sabes por qué? Se convertiría en un torneo para los ricos en la cancha y en las gradas: la gente normal no podría permitirse comprar entradas para el espectáculo que tienen. Fíjense estas empresas. El fútbol es competencia no entretenimiento para unos pocos como el teatro. El espectáculo hay que buscarlo de otra manera”, esgrime el veterano entrenador.