INGLATERRA

De descarte de Arteta a salvador del Newcastle

Joe Willock se ha convertido con sus goles en el héroe de las hurracas en la lucha por la permanencia. Ya se habla de un posible fichaje por 25 millones de euros.

Ciudad nueva, vida nueva. Eso es lo que le está pasando a Joe Willock (21), canterano del Arsenal que este invierno se marchó cedido al Newcastle en busca de minutos y oportunidades. El centrocampista de 21 años es uno de los jugadores de la academia gunner que mayor potencial ha presentado en los últimos años. De hecho, llegó a debutar con el primer equipo en septiembre de 2017 con tan solo 18 años.

El año pasado se asentó en la plantilla tanto con Unai Emery como con Arteta llegando a jugar más de 1800 minutos entre todas las competiciones, pero este año en vez de dar el salto que muchos esperaban, perdió protagonismo para Arteta. Tan solo jugó 235 minutos en Premier League con los gunners antes de ser cedido al Newcastle. La llegada de refuerzos en el centro del campo como Thomas o Odegaard y la explosión de nuevos canteranos como Smith Rowe, sumada a la necesidad del Arsenal de librarse de algún salario, hacían la cesión la mejor opción para ambas partes.

En el Newcastle, Willock fue titular desde el primer partido, donde además acabó marcando, formando centro del campo normalmente con Jonjo Shelvey e Isaac Hayden. Pero su llegada coincidió con el peor momento del equipo de Steve Bruce en la temporada, tan solo una victoria en sus primeros nueve partidos. Una situación que hizo a las urracas coquetear con los puestos de descenso y al entrenador probar nuevos sistemas en detrimento de Willock.

Pero curiosamente, ha sido cuando ha perdido su puesto en el once titular cuando el canterano del Arsenal ha dado mejor rendimiento, convirtiéndose en las últimas semanas en el salvador del Newcastle. En su primer partido como suplente metió el gol del empate ante el Tottenham y después de quedarse sin vestir de corto en la victoria ante el Burnley, fue de nuevo crucial saliendo desde el banquillo marcando el gol de la victoria ante el West Ham y el del empate contra el Liverpool. Willock se ha convertido de esta forma en el primer jugador de la Premier en meter en tres partidos seguidos saliendo como suplente desde que lo hiciera en 2013 Adam Le Fondre con el Reading.

Un experto de la 'Zona Cesarini'

El canterano del Arsenal no solo se ha convertido en un suplente de oro, sino en un verdadero talismán en los últimos minutos de los partidos, en la llamada Zona Cesarini. Ante los Spurs su gol llegó en el 85', en el London Stadium en el 82' y contra el Liverpool en el 95', siendo el héroe en un final loco donde minutos antes habían anulado un tanto de Callum Wilson. Desde la temporada 2006-2007, el Liverpool no recibía un gol tan tarde en Anfield, curiosamente ese año los reds también encajaron en el 94:58.

Tres goles en menos de 46 minutos que sirven para reivindicar a un jugador del cual ya se habla que el Newcastle quiere quedárselo en propiedad. Las cifras que se manejan en Inglaterra son de alrededor de 25 millones, un precio que muchos fans del Arsenal empiezan a considerar insuficiente viendo el rendimiento del centrocampista. El Newcastle por su lado luchará por reforzarse con un jugador que a sus 21 años ya les ha permitido respirar y mirar a lo lejos a los puestos de descenso. La pelota también estará en el tejado de Willock, que tendrá que ver si quiere luchar por un puesto en el club de su vida o gozar de protagonismo en el Newcastle. Por el momento aún le quedan cinco partidos para seguir reivindicándose.