COPA DE LA REINA | MADRID CFF 2-1 REAL MADRID

Un épico Madrid CFF deja al Real Madrid sin semis de Copa

Partidazo entre los dos 'Madrid' en el gran derbi copero. Geyse abrió la lata, Asllani igualó de penalti y Priscila sentenció en la prórroga con un golazo.

Un épico Madrid CFF deja al Real Madrid sin semis de Copa
Madrid CFF

Fue un derbi con todos sus ingredientes: intensidad, emoción, prórroga, golazos... Con el primer pase de su historia a semifinales de la Copa en juego, Madrid CFF y Real Madrid protagonizaron un pulso sin igual en el Antiguo Canódromo. Una pugna de lo más castiza que tuvo que marcharse a la prórroga para definir al campeón. "Sí se puede" y "a por ellas', gritaban desde las gradas los aficionados del Madrid CFF, que un día soñó con ser el Madrid y hoy peleó a su nivel para demostrar su valía en esta categoría. Se pudo y de qué manera. A cuatro días de un nuevo derbi entre los dos equipos en Liga, la tensión está servida tras un duelo de alto voltaje que terminó a favor del Madrid CFF gracias a un golazo de Priscila en el 110'.

El Madrid CFF fue devastador en la primera parte. Las de Óscar Fernández saltaron al campo con las ideas muy claras desde el primer pase del partido. En él, Priscila sacó de centro con un puntapié que buscaba el área rival sin querer esperar ni un sólo segundo para pisarla. Dos minutos después, Geyse abría la lata tras una galopada por la izquierda de Rita Chikwelu. Aquello fue sólo el principio de un ciclón blanco que ennegreció aún más al Real Madrid, que lucía su tercera equipación negra.

Las locales dominaron en juego, goles y sensaciones ante un cuadro madridista desconocido. Las de Aznar tuvieron una tímida reacción al gol de Geyse con un remate de Marta Cardona que se marchó alto. Poco más intentó el Real Madrid, sorprendido y desbordado por el ímpetu de su rival. Yohana Gómez evitó un daño mayor antes del descanso, con varios paradones de categoría. Destacó una aparición suya para frustrar un remate de Sara Tui cuando en la grada ya cantaban el gol.

Con un juego vivaz, el Madrid CFF caminó con determinación hacia el descanso. La oportunidad era mayúscula y las de Óscar Fernández lo tuvieron claro en todo momento. Todo lo contrario que su rival, que se marchó a vestuario incómodo, a la deriva y, sobre todo, muy agotado. Un escenario que no varió en el segundo tiempo. Las locales anularon cualquier pase o idea de juego del Real Madrid con una presión muy alta e intensa, aunque su efusividad se fue apagando con el pase de los minutos. 

Rita Chikwelu, de heroína en el primer gol a villana en el penalti

Coincidió ello con el despertar ofensivo de las madridistas, que empezaron a enlazar jugadas de peligro en un partido loco. El ritmo y el juego eran precipitados, con llegadas, errores y muchas interrupciones de manera continuada para ambos equipos. Dos testarazos de Cardona y Valeria repartieron las grandes ocasiones en el trascurso de la segunda parte, en la que la batalla fue aún más vigorosa. Todas las jugadoras aumentaron su nivel y desgaste, con un gran espectáculo sobre el verde.

La resistencia del Madrid CFF se vio empañada por un gran error de Rita Chikwelu, que cometió un penalti muy claro e infantil sobre Maite Oroz. La pena máxima encendía aún más el encuentro, que partía de cero con el marcador y el cansancio en contra después de que Asllani anotara el 1-1 desde los once metros. La sueca disparó con fuerza y seguridad para engañar a Ulloa y mandar el balón a la izquierda de la red. Su acierto alzó al Real Madrid, que tomó más impulso al tiempo que la frustración de las locales iba in crescendo.

Priscila tumbó al Real Madrid con un auténtico golazo

Aguantaron las de Óscar Fernández ante las buenas sensaciones de las madridistas hasta llegar a la prórroga, en la que la emoción fue máxima. Las visitantes estuvieron cerca de acabar con la igualada en una jugada que salvó Joyce sobre la línea de gol. Fue la ocasión más clara de un tiempo extra en el que hubo mucho ajetreo en las áreas y faltó definición. Todo ello acompañado de polémica, después de que la árbitra perdonara una segunda amarilla para Asllani tras un codazo sobre Sara Tui.

El encuentro se fue perdiendo entre interrupciones y se resolvió de manera espectacular: golazo de Priscila Borja para liderar la locura en el Madrid CFF. La veterana delantera es eterna y, a sus 35 años, corrió como nadie y sentenció el partido con un disparo cruzado propio de las grandes estrellas. Con él, la madrileña lleva a su equipo a las semifinales de la Copa por primera vez en su historia. Las blancas sueñan más fuerte con levantar su primer título en una temporada de ensueño.