REAL MADRID

Florentino: "Ceferin habló con los políticos y les dijo mentiras"

El presidente del Real Madrid y de la Superliga concedió una entrevista a 'L'Équipe' en la que siguió defendiendo la postura de los 12 clubes fundadores.

0
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.
REUTERS

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, está cumpliendo su palabra y está saliendo a explicar el proyecto de la Superliga Europea, que él mismo preside, todo lo que puede. El lunes estuvo en 'El Chiringuito' con Josep Pedrerol, este martes acudirá a los estudios de la Cadena SER para charlar con Manu Carreño en 'El Larguero' y ha concedido también una entrevista al diario francés 'L'Équipe' en la que trata de argumentar la postura que los 12 clubes fundadores han tomado.

¿Por qué crean la Superliga Europea?

Las pérdidas de los clubes de la temporada pasada establecidas por KPMG son de unos 5.000 millones de euros. Esta temporada serán tres veces más importantes. El fútbol está en una situación terrible. Ya antes de la pandemia, habíamos detectado que el fútbol tenía menos interés, que se veía menos en televisión porque había muchos partidos que no tenían interés. Y lo que más preocupa es que se trata de un público joven. Especialmente entre los jóvenes de 16 a 24 años. El 40% de ellos ya no ve estos partidos. La oferta de entretenimiento es mucho más amplia y poco a poco el fútbol va desapareciendo de las preferencias de los jóvenes. Ya hemos advertido que hay un problema. Y luego vino la pandemia que nos está destruyendo a todos. Al hacer esta propuesta, nuestro objetivo es salvar el fútbol. Algunos dicen que los ricos quieren ser aún más ricos y empobrecer a los pobres. Es todo lo contrario.

¿Cómo explicaría el proyecto en dos minutos?

Generando más ingresos podremos incrementar la solidaridad. Hoy, la UEFA paga un poco más de 100 millones en concepto de solidaridad, nosotros daríamos más de 400 millones desde el principio. Cuando tienes dinero, puedes mostrar solidaridad con todos. Pero, con su monopolio, la UEFA no quiere cambiar nada porque tiene sus privilegios. El fútbol está muriendo lentamente. El efecto de la crisis actual será devastador. Hemos perdido atractivo para nuestro público y especialmente para los jóvenes.

¿Esos 400 millones de solidaridad están garantizados?

Sí, claro. Con nosotros, los clubes más pequeños obtendrán mucho más dinero.

¿Entiende la postura de la UEFA y de Ceferin?

La UEFA nos ataca diciendo que todo nuestro proyecto se basa en la codicia de los grandes clubes. Al contrario. El fútbol es una pirámide, y si los grandes clubes en la cima se quedan sin dinero, no bajará. Hablaremos con políticos europeos. Les dijeron que íbamos a poner en peligro las ligas, que queríamos ser siempre más ricos. Esto es una tontería y se creyó. La UEFA, como LaLiga, debe ser más transparente. Todos se han esforzado durante la pandemia, los empleados del club han bajado sus sueldos. No sé si la UEFA ha hecho estos esfuerzos, ya que no hay transparencia. Y creo que ella y LaLiga no hicieron ningún esfuerzo.

¿La UEFA ha fallado para evitar ese declive?

Hemos estado trabajando en este proyecto durante tres años y le hemos dicho a la UEFA que las cosas tienen que cambiarse durante tres años. Nunca nos escucharon. Espero que podamos hablar juntos pronto y que la UEFA vea que nuestra Superliga es como la Euroliga de baloncesto. No queremos competir contra otros. En baloncesto, siempre están las ligas y la Euroliga. Además, el Bayern de Múnich (que se negó a participar en la Superliga) está presente con nosotros en la Euroliga. Esta competición salvó el baloncesto en Europa. No entendemos la rápida voluntad del presidente de la UEFA de denigrarnos. Le enviamos una carta pidiendo explicarle el proyecto. A cambio, amenazas e insultos. Eso se volverá en su contra. La UEFA siempre ha tenido privilegios, pero la vida ha cambiado.

Faltan el PSG y el Bayern...

Necesitamos invitarlos en el momento adecuado porque ahora mismo hay mucha presión a su alrededor. Estoy seguro de que eventualmente se unirán a nosotros, pero aún no hemos hablado con ellos.

Nasser Al Khelaifi (presidente del PSG) es buen amigo suyo...

Sí, es mi amigo, pero también es muy cercano al presidente de la UEFA.

¿Cómo ve las críticas hasta ahora?

Las reacciones son negativas porque algunos han dicho mentiras. Dijeron que la Superliga estaría completamente cerrada, eso no es cierto. Que no resaltemos el mérito es falso. Hay equipos que accederán a la Superliga gracias al mérito deportivo. Dijeron que las ligas iban a desaparecer, eso no es cierto. El problema es que el presidente de la UEFA ha hablado con los políticos y les ha contado mentiras.

A lo mejor se han explicado ustedes mal...

El presidente de la UEFA ha tomado la delantera. No estamos en contra del fútbol, queremos salvarlo. La UEFA ha estado trabajando en un nuevo formato para 2024 que nadie entiende. Pero, si no hacemos nada, para el 2024, estaremos todos muertos. La UEFA no quería nuestro proyecto, así que se lo inventaron. La ecuación hoy es reformarse o morir y el presidente de la UEFA prefiere morir.

Hay 15 equipos que no necesitarán méritos para llegar...

Con 15 clubes obtendremos mucho más dinero en términos de derechos de televisión y marketing, ya que eso garantiza la estabilidad. Los cinco que entrarán a la competición tendrán la posibilidad de tener partidos contra gigantes en casa.

Pero el acceso será muy difícil...

Pero, también hoy, tienen pocas posibilidades.

¿Podrán llegar clubes como el Lens o el Metz?

Sí, podrán acceder. Y el Lens, que es un buen club de entrenamiento, podrá vender sus jugadores a los mejores clubes. Lo que ya no puede hacer hoy con la crisis. Lo que está pasando en el fútbol ahora mismo es como lo que pasó en 2008 con la crisis financiera.

¿El momento de anunciarlo ha sido el adecuado?

Hoy ya es tarde y mañana será imposible. La ECA (Asociación Europea de Clubes) anuncia que los clubes perdieron 5.000 millones de euros la temporada pasada. ¿Por qué esperar? Nosotros, los clubes, estamos en una situación de supervivencia en este momento y el presidente de la UEFA no quiere darse cuenta. Por ejemplo, le gustaría que los dueños de los clubes ingleses entregaran 100 o 200 millones de euros cada temporada para compensar las pérdidas. Pueden hacerlo una vez, pero no todos los años. No hay más soluciones que la que proponemos. Mi mensaje es: “Salvemos el fútbol, no sólo a los ricos ni a los pobres. Salva a todos". Nosotros, los grandes clubes, somos los que podemos salvar todo el fútbol.

El Madrid forjó su leyenda en la Copa de Europa. Algunos dicen que ahora quiere destruirla...

En 1955, el Madrid de Santiago Bernabéu crea la Copa de Campeones con el diario 'L'Équipe'. En ese momento, la UEFA estaba en contra de este proyecto, la FIFA también. ¿Cómo podemos pensar hoy que queremos ir contra la Copa de Europa? El Madrid tiene una responsabilidad histórica: cambiar, en el momento oportuno, la realidad del fútbol, que poco a poco va muriendo. Tenemos que hacer algo. Es mi responsabilidad como presidente. Estoy feliz de liderar este proyecto para todo el fútbol.

¿Teme que algunos clubes se bajen del barco?

No. La situación es tan grave que todos están de acuerdo en llevar a cabo este proyecto y buscar una solución. Nadie fue presionado.

¿Y las sanciones, por ejemplo en la presente Champions?

Por supuesto que jugaremos. Las amenazas y los insultos no son la forma correcta. No habrá sanciones porque estamos protegidos por la ley. Y por sentido común.

¿Está a favor de reducir el tiempo de juego de los partidos?

No, aunque sea cierto que los jóvenes abandonan si el partido no es intenso y de calidad. Tenemos que hacerlos más interesantes.

Sólo se piensa en ingresar más. ¿No deberían los clubes también pensar en bajar los gastos?

Estamos en una época de cambios y el Madrid siempre ha estado a la vanguardia del desarrollo, tanto en la década de 1950 como en la de 1990 y hoy.

¿Le preocupa que su proyecto no tenga éxito?

Trabajaremos para que esto suceda. Creemos que esto es lo mejor y que es nuestra responsabilidad. Estamos dispuestos a hablar con todos para salvar el fútbol.