PRIMERA IBERDROLA | REAL MADRID 1-1 BETIS

Con la miel en los labios

Aixa Salvador abrió el marcador en un mal partido del Real Madrid. Asllani marcó el 1-1 de penalti. Empate insuficiente para ambos equipos.

0
Jugadoras del Real Madrid y del Betis.
DANI SANCHEZ DIARIO AS

Una nueva oportunidad en balde. El Real Madrid mostró su peor cara ante el Betis, que perdonó y cedió un error para que las blancas se crecieran. Una reacción que llegó tarde, en los últimos minutos, tras un penalti made in Asllani. El punto deja a ambos equipos al filo de sus objetivos en Liga, a un punto de la segunda posición y de la salvación, respectivamente.

De Olga Carmona a Rosa Márquez, ambas perlas curtidas en las entrañas del fútbol sevillano y rivales en Valdebebas. De la seguridad y dominio blanco inicial a la superioridad creciente del Betis durante el tránsito de la primera parte. El Real Madrid arrancó el encuentro con su tónica habitual, una presión alta que empezó dejando buenos resultados: Jakobsson tuvo varias ocasiones y Olga Carmona estuvo apunto de sorprender tanto en un disparo lejano desde fuera del área como en un balón botado desde una falta escorada.

La mordida y desequilibrio de la sevillana no fue suficiente para mantener en firme a un Real Madrid que se fue perdiendo entre imprecisiones. Se nublaron los planes madridistas en la mitad de la primera parte al tiempo que el Sevilla tomaba aire a través de jugadas de sumo peligro en el área de Misa. La portera canaria sudó y se quedó sin aliento en varias ocasiones, con palo incluido, del Betis, al que lideraron jugadoras como Sosa, Rosa Márquez o Andrea Medina.

Asllani, al rescate

Siguió dormido el equipo de David Aznar en el inicio del segundo tiempo. Y ello le penalizó. El Betis aprovechó el despiste de su rival para maquinar una rápida jugada de Ángela Sosa por la derecha en la que Aixa Salvador no falló. La joven delantera superó a Misa en un disparo cruzado para seguir golpeando a un cuadro blanco totalmente anulado. La condena era cruel y el desenlace final (1-1) parece más bueno por cómo iban sucediéndose entonces las cosas sobre el verde del campo 11 de la Ciudad Deportiva del Real Madrid.

No era vistoso ni presentaba soltura, tal y como acostumbra, el juego de las locales. Pero las blancas encontraron la luz en un penalti cometido y transformado por Kosovari Asllani. La sueca no falló desde los once metros y suministró una dosis de moral para un equipo que derribó todas las dudas y tomó impulso. Una reacción tardía con la que rozaron la remontada y la segunda plaza en Liga.

El intento del Real Madrid de dar un golpe sobre la mesa en la lucha por Europa se quedó a medias, con el peligro que representa ello ante la presión de rivales como Real Sociedad y Granadilla. La amenaza es mayor para el Betis, que mereció más ante las madrileñas. El conjunto bético queda en zona de descenso, con el final de temporada apretando. Quedan ocho finales para ambos equipos...