SPORTING-OVIEDO

Sin favorito a pesar de la mayor diferencia de puntos de la historia

La posición en la tabla y el desarrollo de la temporada no conceden ventaja al Sporting frente a un Oviedo que le ha tomado la medida en los últimos años.

Sin favorito a pesar de la mayor diferencia de puntos de la historia
PACO PAREDES AS

El segundo derbi asturiano de la temporada 2020-2021 llega este sábado al estadio El Molinón-Quini con la mayor diferencia de puntos de la historia de los enfrentamientos entre ambos equipos, en este caso, 16 de ventaja para el Sporting pero esta circunstancia no le otorga condición de favorito al equipo gijonés en este encuentro por diferentes razones.

Ni la situación de ambos equipos en la clasificación ni mucho menos el hecho de contar el Sporting con el máximo goleador y con uno de los porteros menos goleados de la categoría le conceden favoritismo al equipo gijonés. Al tópico que apunta a la condición de imprevisibles este tipo de partidos se suma esta vez que el Oviedo de los últimos años le tiene tomada la medida al eterno rival. En la plantilla azul hay un mayor número de futbolistas con experiencia en este tipo de encuentros y han demostrado hasta ahora encararlos mejor sobre el terreno de juego.

Para ejemplo el del año pasado cuando el conjunto carbayón visitó Gijón en zona de descenso y los rojiblancos muy cerca de la zona de 'playoff'; la ventaja entonces era de ocho puntos, pero aquel partido acabó en victoria visitante por la mínima (0-1), seguro que contra el pronóstico de muchos.

El Sporting recibe esta vez al Oviedo habiendo navegado toda la temporada en los puestos de privilegio de la clasificación, bien en zona de ascenso directo o en posiciones de 'playoff', y con la aspiración de lograr tres puntos que le acerquen a asegurar de forma definitiva la lucha final por el ascenso. Por su parte, los azules tienen a cinco puntos las posiciones de descenso y buscan un triunfo que les aleje de cualquier peligro en las jornadas finales.

La historia de los enfrentamientos de ambos equipos en Segunda División en la segunda vuelta y en el último medio siglo arrojan solo otras dos ocasiones en que la ventaja del mejor clasificado fuese superior a diez puntos. En los dos casos, el Sporting estaba mejor situado en la tabla.

En la temporada 2002-03, campaña que acabó con el descenso del Oviedo a Segunda B, el Sporting llegó al Tartiere en la jornada 36 con 12 puntos sobre un rival colista en la tabla, pero el triunfo se quedó en la capital (2-1). Y en la campaña 1969-70, el equipo gijonés era líder en la jornada 31 y goleó (4-0) al Oviedo en El Molinón, que llegaba sexto en la clasificación.

Al margen de los datos clasificatorios, el Sporting y el Oviedo se enfrentan este sábado con el mismo número de goles a favor (35) pero una notable diferencia en cuanto a goles en contra, también 35 los azules por 24 de los rojiblancos. El conjunto de David Gallego, que suele ganar sus partidos por resultados ajustados, tendrá enfrente al equipo que más empata en la liga; el cuadro de Ziganda suma 16 empates, la misma cifra que el Fuenlabrada; por cierto, el Sporting supera la decena de igualadas (11) y es el sexto equipo con más 'equis' en la quiniela.

Y, por último, la ausencia de público en El Molinón, por segundo año consecutivo, es otra circunstancia más a añadir incertidumbre al encuentro. La tradicional presión que ejerce la afición sportinguista tampoco estará presente en esta ocasión.