BETIS

Cumple 50 años Finidi George: Lopera se lo 'robó' al Madrid

El elegante extremo nigeriano que jugó en Betis y Mallorca llega este jueves al medio siglo de vida. "La Sombra Juguetona", le apodaron durante sus cuatro años en Heliópolis.

El exextremo del Betis y el Mallorca Finidi George cumple 50 años. Manuel Ruiz de Lopera, presidente verdiblanco, se lo arrebató al club blanco en 1996.
Toni Rodriguez Diario As

"Con el 25, la Sombra Juguetona... ¡Finidi!". Así anunciaba Manolo Melado, peluquero, letrista, poeta, literato y speaker del Betis durante los 90, a uno de los futbolistas que la afición verdiblanca más cariño guarda en la historia del club de Heliópolis. Finidi George, extremo nigeriano de zancada inmensa y elegancia en el toque, cumple este jueves 15 de abril 50 años. Y su historia bien merece una gran felicitación.

Nacido en Port Harcourt (Nigeria) en 1971, Finidi llegó a Holanda en 1993 y fue pieza fundamental del Ajax que, entrenado por Louis van Gaal, se proclamó campeón de la Champions en 1995 y subcampeón del mismo torneo un año después, en 1996. Aquel verano del 96 se pelearon por sus servicios muchos equipos de Europa, entre ellos el Real Madrid y el Betis. Y el futbolista acabó marchándose a Heliópolis seducido por Manuel Ruiz de Lopera, a cambio de algo más de 1.000 millones de pesetas, unos 6 millones de euros.

"Sí, tuve una reunión con uno de los directivos del Real Madrid a través de mis representantes, pero aquel Madrid no era el de ahora. Luego entró Lopera y yo quería salir del Ajax, era una oportunidad para cambiar de aires. El Betis hizo un gran esfuerzo por ficharme, me adapté muy rápido y el cariño de los aficionados béticos fue espectacular", confirmaba no hace mucho el propio futbolista africano.

Aquella 96-97 del Betis, con Lorenzo Serra Ferrer en el banquillo y Alfonso Pérez Muñoz y Robert Jarni como compañeros de ataque, resultó espectacular. El equipo bético quedó 4º en la tabla, aunque entonces ese puesto no valía para jugar la Champions, y perdió la final de Copa contra el Barcelona en una dura prórroga. Deportivamente fue sin duda la mejor de las cuatro temporadas de Finidi en Heliópolis, tiempo durante el que se ganó el derecho a que Gabino, un aficionado de Umbrete, le tirara su sombrero desde la grada de Gol Norte cada vez que marcaba un gol.

Del Villamarín se marchó a Mallorca, donde jugó en dos etapas (2000-01 y 03-04) con un paréntesis de otro par de campañas en el Ipswich Town inglés. Con 33 años colgó las botas tras haber disputado 295 partidos profesionales de clubes, en los que anotó 68 goles, y 62 duelos con Nigeria. Las Superáguilas verdes le permitieron disputar los mundiales de Estados Unidos 94 y Francia 98 y ganar la Copa de África de Naciones de 1994. En su palmarés, además, quedó una Champions, una Supercopa de Europa, una Intercontinental, tres ligas neerlandesas y dos Supercopas del país oranje.