BARCELONA

Koeman atento: Dembélé, Pjanic e Ilaix entran en el Ramadán

A partir del 13 de abril y hasta el 12 de mayo, los musulmanes han de ayunar hasta que no se ponga el sol, aunque los futbolistas profesionales cuentan con algunos prerrogativas.

Koeman atento: Dembélé, Pjanic e Ilaix entran en el Ramadán
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Ronald Koeman tendrá que lidiar durante los próximos treinta días con los inconvenientes intrínsecos de contar con tres jugadores musulmanes en la plantilla -Ousmane Dembélé, Miralem Pjanic e Ilaix Moriba- que han iniciado este martes el Ramadán y que lo prolongarán hasta el 12 de mayo.

El Ramadán es una de las fechas más importantes para la religión islámica y sus practicantes, ya que se supone un tiempo de recogimiento y de mayor acercamiento a Dios, donde la práctica de la autodisciplina y el autosacrificio conlleva a la purificación del alma. Entre estas prácticas, la más reconocible es el ayuno voluntario desde que sale el sol hasta su ocaso, donde está prohibida cualquier ingesta de alimentos y bebidas. Evidentemente este tipo de rutinas son imposibles de practicar para un jugador o deportista de elite, ya que afectaría notablemente a su rendimiento, por lo que el Islam permite una serie de excepciones.

En la religión islámica están exentos de practicar el ayuno en el Ramadán los enfermos y los niños, así como también las mujeres embarazadas. Como curiosidad hasta los viajeros que recorran cada día más de 84 kilómetros a pie también están exentos de esta práctica.

En cuanto a los futbolistas profesionales se permite una cierta laxitud a la hora del ayuno diario, aunque sí han de mantener las rutinas de rezo y ser mucho más cuidadosos en su ingesta de alimentos y líquidos, intentado consumir lo imprescindible para que no afecte a su rendimiento diario.

Los servicios médicos del FC Barcelona, en colaboración con la nutricionista Toña Lizárraga y el chef Adriá Ponce, han elaborado una serie de rutinas mínimas diarias para los tres jugadores musulmanes de la plantilla, con el fin de que puedan cumplir con los preceptos de su religión pero sin limitar su condición física.

Los tres jugadores musulmanes de la plantilla blaugrana han aceptado sin problemas las recomendaciones del club en cuanto a la necesidad de ingerir alimentos y sobre todo líquidos tanto antes como después de los entrenamientos, aunque siendo más cuidadoso en las cantidades así como también en la procedencia de los alimentos, donde se procura que sean 'halal', es decir, que la carne provenga de animales sacrificados como indican las leyes islámicas.