LALIGA SANTANDER

Barcelona y Madrid pierden media hora por partido

En LaLiga cada vez tiene menor tiempo real de juego por partido. La media es de 53 minutos, la cifra más baja de las cinco grandes ligas. El Getafe, con 47 minutos, el que menos.

Barcelona y Madrid pierden media hora por partido
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Una de las polémicas de esta última jornada de Liga ha sido el tiempo añadido del Clásico. El Barcelona protestó al considerar que los cuatro minutos de descuento eran insuficientes para el tiempo que se había perdido. Pero es una queja muy recurrente en todos los partidos y una de las asignaturas pendientes de los árbitros. Velasco Carballo, presidente del Comité Arbitral, así lo ha indicado en alguna ocasión. Pero, ¿realmente se sabe cuánto tiempo de juego efectivo hay en un partido? Pues en LaLiga la media es de 53 minutos por partidos. Es decir, de cada 90 minutos que dura un partido, 37 se pierden entre preparar saques de falta, de banda, de portería, protestas, celebraciones, cambios...

De LaLiga, los equipos que aprovechan más el tiempo de partido para jugar son el Barcelona, con casi 60 minutos de media (59 minutos y45 segundos), el Real Madrid (57:52) y el Villarreal (56:51). El Atlético, líder de Primera, es cuarto con una media de 55 minutos y 44 segundos. En cambio, los equipos en cuyos partidos se pierde más el tiempo son el Getafe (47:20), Granada (48:38) y el Alavés (49:33). Se deja de jugar casi medio partido entero. Unas estadísticas que tienen relación con otras. Ya que los equipos que más posesión tienen y menos faltas cometen (Barcelona, Real Madrid, Cádiz, Villarreal...) son los que promedian más tiempo real de juego. En cambio, los que tienen menos posesión y realizan más faltas sobre el adversario ocupan los últimos puestos en juego efectivo.

Tiempo real de juego por partido

Equipos Tiempo efectivo (minutos)
Barcelona 59:45
Real Madrid 57:52
Villarreal 56:51
Atlético de Madrid 55:44
Huesca 55:00
Elche 54:56
Sevilla 54:14
Real Betis 53:57
Cádiz 53:14
Athletic Club 52:42
Levante 52:24
Valencia CF 52:02
Celta de Vigo 51:51
Osasuna 51:30
Real Sociedad 51:14
Eibar 50:04
Real Valladolid 49:52
Alavés 49:33
Granada CF 48:38
Getafe 47:20
Fuente: OPTA

Otra prueba de ellos son los partidos con mayor tiempo efectivo: Osasuna-Real Madrid (66:56), Barcelona-Elche (66:40) y Sevilla-Elche (66.37). En cambio, en los tres partidos que se jugó menos estaban presentes los azulones: Getafe-Granada (39:28), Valladolid-Getafe (38:09) y Eibar-Getafe (37:32).

Una de las explicaciones que se daban de que cada vez haya menos fútbol y más parones era la presencia del VAR y sus revisiones, hecho que lo agudizó, pero que el problema ya venía de antes. Las dos últimas temporadas sin VAR ya se vio reducido: en la 16-17 se registró una media de 54 minutos y 30 segundos y a la temporada siguiente, todavía sin la tecnología, descendió doce segundos. Ya con la llegada del videoarbitraje, el tiempo se redujo todavía más hasta los 53 minutos y 8 ocho segundos. La temporada pasada volvió a bajar hasta los 51:59 y en esta la media ha subido casi un punto 52:56.

Tiempo real por partido en las cinco grandes Ligas

Competición 2020/21 2019/2020 2018/2019 2017/2018 2016/2017
LaLiga 52:56 51:59 53:08 54:18 54:30
Serie A 57:00 55:24 55:17 56:53 56:54
Premier League 56:24 55:49 55:30 56:11 55:51
Ligue 1 55:59 55:40 54:29 55:08 55:59
Bundesliga 56:35 55:31 56:02 56:00 56:01
Fuente: OPTA

LaLiga, además, es en la que menos se juega de los grandes campeonatos. En la Serie A es donde más se aprovecha el tiempo (57 minutos), seguido de la Bundesliga (56:35), Premier (56:24) y la Ligue 1 (55:59). A diferencia de la liga española, todas ellas han subido su tiempo de juego efectivo respecto hace cinco temporadas.

¿Qué pérdidas de tiempo se pueden recuperar?

La ley 7 de las Reglas del Fútbol de IFAB estipulan qué tipo de acciones que suponen una pérdida de tiempo pueden ser recuperadas según el criterio del árbitro. El trencilla podrá prolongar cada periodo de juego perdido por las siguientes razones: sustituciones, atención o retirada de jugadores lesionados, pérdida deliberada de tiempo, sanciones disciplinarias, pausas por motivos médicos autorizadas (pausas de rehidratación, que no pueden superar un minuto máximo, o pausas de refresco, entre 90 segundos y tres minutos), los retrasos originados por chequeos del VAR y cualquier otro motivo que incluya el retraso significativo para reanudarse el juego como las celebraciones de los goles.