EIBAR

El Eibar vive su peor momento en Primera División

El equipo de Ipurua nunca había sido colista, ni siquiera en la primera temporada, en la que mantuvo la categoría por el descenso administrativo del Elche.

El Eibar vive su peor momento en Primera División
AMAIA ZABALO DIARIO AS

Las aguas no bajan muy tranquilas por el río Ego de Eibar. Y es que el equipo está realizando su peor temporada desde que ascendiera hace ya siete campañas. Los armeros nunca se habían visto en la desagradable situación de ser el farolillo rojo de una Liga que se le está atragantando, y de qué manera. Los jugadores lo intentan, Mendilibar también, pero ni unos ni el otro parecen dar con la tecla para poder cuajar un milagro cada vez más lejano y distante.

257 partidos en Primera sin llegar a ser colista nunca. Ése era el tremendo mérito de los armeros hasta la fecha, pero en el partido 258 cayeron a lo más hondo del pozo tras su derrota ante el Levante. Los números están ahí, y sería difícil que el resultado fuera otro después de 13 jornadas sin ganar, y en las que el pobre bagaje es de sólo cuatro empates. Es decir, 4 puntos de los últimos 39 en juego.

Ni siquiera el primer año de su andadura en Primera llegaron a estar en ése puesto que todos quieren evitar. Con Gaizka Garitano y tras una muy mala segunda vuelta, el Eibar terminó la Liga en puestos de descenso, pero lo hizo como 18º clasificado, y el descenso administrativo del Elche le permitió seguir en la máxima categoría. Esta vez el milagro deberá salir de las botas de los futbolistas y de la Virgen de Arrate (para los creyentes), aunque gran parte de la afición asume un final trágico en una temporada extraña.