REAL VALLADOLID 1 - GRANADA 2

Sergio: "Estamos hasta las narices de dejar buenas sensaciones que no se traduzcan en puntos"

El técnico del Real Valladolid sigue creyendo en la salvación y la tilda de "épica", después de los contratiempos sufridos.

Sergio: "Estamos hasta las narices de dejar buenas sensaciones que no se traduzcan en puntos"
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO

El Real Valladolid sigue desangrándose sin remedio en los minutos finales y terminando partidos "muy fastidiados". Así acabó el del Granada, en palabras de su entrenador, Sergio González, que reconoció que los blanquivioletas están "hasta las narices de dejar buenas sensaciones que no se traduzcan en puntos". Y es que ese poso le dejó el encuentro, pese a la remontada sufrida, por "ir a por el 2-0", a su juicio. Con todo, y tras tantos contratiempos, mantiene que la permanencia, si llega, será "épica".

¿Cómo se encuentra el equipo tras dejar escapar los tres puntos?

Estamos todos muy fastidiados. Teníamos un flotador para podernos separar más de la zona de descenso y no lo hemos sabido aprovechar. En la primera parte hemos estado bien, hemos estado equilibrados, hemos entendido lo que necesitábamos y las situaciones de más peligro han sido nuestras. La segunda ha estado muy muy igualada. Nos hemos visto desinhibidos en diez minutos en los que nos hemos creído que el 2-0 estaba muy cerca; nos hubiera dado fuerza, pero y no hemos sido capaces de hacerlo, pese a la acción de Marcos André y al disparo de palo al larguero. Hemos sacado una falta rápida cuando debíamos ser más estables y tras su gol nos hemos ido del partido, porque entendíamos que habíamos hecho lo suficiente como para hacer el segundo y no ha sido así. No hemos sabido reaccionar y se han encontrado mucho más cómodos, y han tenido el doble botín de, en una acción aislada, cuando estábamos bien estructurados, han marcado. Las sensaciones no son como las del otro día, pero no son malas. Este año, cuando jugamos bien, no estamos sumando los puntos que nos merecemos y cuando no estamos tan acertados siempre nos resta. Somos conscientes de dónde y cómo estamos y entendemos que va a ser muy difícil. Seguimos fuera del descenso y dependemos de nosotros y estamos muy convencidos de poder salvarnos.

¿Le preocupa seguir perdiendo puntos en los últimos minutos?

Tenemos que trabajarlo. Lo de hoy ha sido por el ademán de ir a por el 2-0, por vernos bien y por ver estaba cerca el segundo gol, con el que evitaríamos que si pasaba, algo nos quitasen un mejor botín. Nos hemos ido muy para arriba y hemos hecho un partido de ida y vuelta en un momento en el que necesitábamos más tranquilidad y aplomo, y les hemos dejado espacio suficiente a las espaldas para hacernos daño. Lo han hecho con el primer gol y eso nos ha dejado 'groguis', sin saber reaccionar, y se han aprovechado de eso llevándose la victoria. Aunque yo crea que es injusta, estamos hasta las narices de dejar buenas sensaciones que no se traduzcan en puntos.

¿Cómo puede ver el equipo 'fácil' un partido con la que se está jugando?

Del 60' al 75' hemos encontrado alternativas, fluidez y llegadas; estábamos en la ola de poder ir a por ellos, teniendo varias situaciones para marcar, y en una transición suya nos pillaron desorganizados para marcar. No sé si la palabra es fácil; yo he visto que queríamos meter el segundo gol para no tener que volver a pasar el trago de los últimos minutos con el 1-0.

¿Cree que el fútbol está siendo injusto o que se están complicando la vida?

Hemos tenido partidos en los que hemos merecido más y que no ha habido ninguno en el que, sin haber estado a un nivel muy alto, hemos sumado más de lo que merecíamos. Hemos necesitado estar a un nivel muy alto, y en el momento que ha habido alguna duda, nos ha ido todo en contra. Este año está siendo muy duro a nivel de cabeza. Sigo pensando que el fútbol está siendo injusto. Seguiremos trabajando como lo hacemos e intentar gestionar mejor las fases finales de los partidos, en las que realmente nos estamos haciendo el harakiri.

¿Cómo calificaría el próximo partido en Elche?

Es un partido muy importante. Daba igual lo que hiciéramos contra el Granada, que ese partido tendría la misma importancia. Hay que recuperarse y focalizarse, y saber que tenemos un partido que marcará, seguro, un antes y un después y que puede ser un punto de inflexión importante.

Javi Sánchez se suma a los lesionados. Para ese próximo envite, ¿cómo estará Joaquín?

Estamos pendientes de que dé negativo, aunque lleva dos o tres días con trabajo físico en casa. Javi Sánchez estaba haciendo un gran partido y estaba siendo solvente, igual que Bruno, y ha tenido que salir Miguel Rubio, que ha estado bien y con personalidad, como el día del Eibar, pero los accidentes harán que, cuando logremos el objetivo, hablemos todos de una salvación épica, porque estoy convencido de que lo vamos a hacer.

¿A qué se han debido los demás cambios?

Toni Villa pidió el cambio; levantó la mano, después de hacer un esfuerzo terrible, y hemos metido a Hervías para que nos diera profundidad, desborde y centros, pensando que haríamos correr hacia atrás a Quini. Con Marcos André por Sergi Guardiola queríamos meter frescura y capacidad de remate. Con los otros dos cambios entendíamos que, tras su gol, estábamos algo frágiles y queríamos reforzar la parcela defensiva con tres centrales, Hervías y Nacho en los carriles y dos en el centro con Orellana igualando su número de efectivos, como han hecho ellos. Hemos dudado si meter a Oriol Rey por Roque Mesa, pero entendíamos que Roque era un futbolista que tenía que estar en el campo, por su trayectoria y su personalidad, a pesar de estar menos fresco. No he visto que fuera el contexto adecuado para Oriol Rey.