ATHLETIC-ALAVÉS

Marcelino: "Estoy dolido, pero vencido, nunca"

El técnico del Athletic se mostró profundamente abatido, aunque también, a la vez, ansioso por revertir la situación tras la final de Copa perdida ante la Real Sociedad.

Marcelino: "Estoy dolido, pero vencido, nunca"
AIOL DIARIO AS

Marcelino se encuentra tocado pero no hundido tras la derrota en la final de Copa de hace una semana. “Estoy bien. Podría estar mejor, es obvio, no olvido, no debemos de olvidar, pero soy optimista, tengo una plantilla de la que estoy orgullosísimo de dirigir, buenos profesionales, buenos jugadores y sé de su capacidad”, ha remarcado en la previa del partido ante el Alavés.

Se le cuestionó si ha sido un golpe que recordará para siempre por cruel en su ya larga carrera. “No sé si fue el palo más duro desde que soy entrenador, los tuve complicados como los tenemos todos en nuestra trayectoria, pero tardaré en olvidarlo muchísimo tiempo, si alguna vez lo olvido”. En todo caso, esa derrota tan amarga “me estimula, me ensalza con orgullo y animosidad”, ya que le dan “ganas de revertir las situación… no me achanta”. “Mi espíritu y mi ánimo es eso. Estoy dolido, olvidar, tampoco, pero vencido, nunca”. Es un proceso que no lo atisba de un día para otro, “recibes un golpe y tienes que levantarte, pero no es sencillo”. Para ello es vital evitar “esos pequeños lapsus que nos están privando de tantos puntos”. Lo que les arruinó en La Cartuja ya lo dibujó el sábado a las 23:30 horas, tras caer: “El partido nos fue generando esa ansiedad y el miedo a perder. Nada nos hacía indicar que tuviésemos una repuesta con esa tensión que demostramos en el terreno de juego”.

Considera el técnico de Villaviciosa que el equipo está “cada día mejor” y que la respuesta del miércoles en la reedición del derbi, aunque en el formato liguero, era muy difícil y fue muy buena. “El equipo está intentando sobreponerse a un golpe muy duro”. Repitió alineación cuatro días después a pesar de no levantar el trofeo. La presión de no ser capaces de responder a las expectativas generadas y ganar la Copa hundió al grupo. “No nos podíamos quedar con aquel mal sabor de boca, los hechos durante el partido (en Anoeta) nos ratifican en la decisión que tomamos absolutamente”, justificó sobre la alineación calcada el sábado y el miércoles.

Marcelino no quiso ahondar más en la herida de Unai Simón tras el fallo clamoroso de Anoeta. “Adelantándonos teníamos la victoria prácticamente confirmada, pero una toma de decisión mala nos privó del resultado. El máximo responsable de cada una de las equivocaciones que cualquier futbolista del Athletic cometa soy yo y a la vez los que arropamos al que pueda cometer esa equivocación”. No le hizo gracia que Núñez confundiera al meta y le pidiera que dejara pasar ese centro chut de Roberto López que se acabó colando por la escuadra. “Una equivocación a la vez propiciada por un mal mensaje, no correcto, de un compañero. No podemos personalizar una derrota en un futbolista, el equipo es el que logra las victorias y sufre las derrotas”, lideró al meta internacional.

El preparador asturiano comprende que la afición esté desencantada, “el único mensaje que le puedo enviar es que es imposible que este más desilusionada que nosotros”. “Y por el enorme entusiasmo y a la vez obligación y responsabilidad de ganar ese partido para ofrecérselo a nuestra afición, tenemos que hablar poco y trabajar unidos con máximo esfuerzo e ilusión, y de forma inmediata recuperar las buenas sensaciones y ser competitivos, dimos ese primer paso en San Sebastián”, desmenuza.

Habrá cambios ante el colista Alavés, que estrena técnico con calleja. Yeray y Yuri no estarán por sobrecargas musculares “aunque tienen menos de lo que pensábamos”. “Por la carga física y mental que han supuesto estos dos partidos, tendremos que hacer cambios”, deduce. Anunció la titularidad de Villalibre, “le veo muy bien y mañana va a jugar”. Y no piensa cambiar nada de cara a la final de Copa del día 17: “Al Barça (en la Supercopa) le ganamos jugando de una forma muy similar a la de la final, no les confundiría a los jugadores y ahora tenemos que ser muy cuidadosos en la toma de decisiones y en evitar confusiones”.