BARCELONA

Los 70 de Sergio Busquets y Jordi Alba contra el Madrid

Sergo Busquets persigue su victoria 30 en su partido número 40; y Jordi Alba la número 20 en su choque 30 contra el Madrid. El centrocampista juega Clásicos desde 2008.

Los 70 de Sergio Busquets y Jordi Alba contra el Madrid
JUAN FLOR DIARIO AS

Si el primer Clásico de esta temporada prometía ser el de Ansu, Pedri, Valverde o Rodrygo (aunque luego lo resolviera Ramos); y este el de Dembélé o Vinicius, jóvenes pujantes, los viejos rockeros del Barça siguen reclamando su voz. Sergio Busquets y Jordi Alba sumarán este sábado 70 partidos ante los blancos. El centrocampista jugará por cuadragésima vez contra el Madrid. Hasta el momento, ganó 19 partidos ante los blancos, empató ocho y perdió doce. Mientras, Alba llegará al trigésimo partido ante el Madrid (cinco de ellos los jugó con la camiseta del Valencia). Se nota que el lateral no vivió la era Guardiola. Su balance es sensiblemente peor que el de Busquets: ganó nueve, empató siete y perdió trece.

Los primeros Clásicos fueron felicidad absoluta para Sergio Busquets, Aunque no era titular, ya que su puesto lo ocupaba Yaya Touré, el Barça pasó por encima del Madrid con bastante frecuencia. Exceptuando aquella final de Copa de 2011, el Barça sumó en el Bernabéu triunfos memorables como el 2-6, y otros más cómodos en los que ya era indiscutible (0-2 en el Bernabéu en LaLiga y la semifinal de Champions). Busquets no ha marcado ningún gol en un Clásico, pero ha sido intocable para los técnicos hasta el punto de que sólo se perdió el Clásico de la temporada 2019-20, en el que se quedó en el banquillo. Valverde lo dejó fuera del equipo y nunca quedó claro si lo hizo o no por una fiebre. Este curso fue sustituido por Koeman en el minuto 82.

Jordi Alba, por su parte, le ha marcado dos goles al Madrid. Pero en malos días. Derrota con el Valencia (3-6) y eliminación en la semifinal de la Copa del Rey (3-6). Sí dio asistencias en partidos recordados por la afición azulgrana. Dio una asistencia en el 0-4 del Bernabéu de la temporada 2015-16; el pase clave a Messi el famosoo día de Sant Jordi cuando el argentino le enseñó la camiseta a la afición; y el pase a Coutinho del 1-0 que terminó en manita ante el Madrid.

Señalados después del 2-8 contra el Bayern (lo de Alba venía desde más atrás, concretamente desde Anfield y la final de Copa), Busquets y Alba parecían tener sus días contados en el club azulgrana. Sin embargo, eran casos delicados. Canteranos, se han entregado en cuerpo y alma al club y han ganado mucho. Sus largos contratos (Busquets hasta 2023 y Alba hasta 2024), sin embargo, eran muy cuestionados. Koeman los llamó individualmente nada más aterrizar en la Ciutat Esportiva para saber qué pensaban y si estaban en condiciones de reciclarse a la reconstrucción del equipo. Los dos lo han hecho con éxito y se han convertido en imprescindibles para el holandés. Jordi Alba ya ha jugado este curso 39 partidos, en los que ha marcado cinco goles y ha dado doce asistencias. Y Busquets ha jugado 40, en los que ha dado tres asistencias, la última en San Sebastián con un gran pase a Messi. Los viejo rockeros siguen en pie en el Barça.