ITALIA

El reencuentro de Zidane y la Juventus es cuestión de tiempo

El guiño del francés al acabar el partido ante el Liverpool para una televisión italiana no fue casual. La gran pregunta es cuándo: ¿este verano?

El guiño de Zinedine Zidane a la Juventus tras la victoria del Real Madrid con el Liverpool, en Italia, no ha sorprendido mucho y tampoco fue el primero. No es ningún misterio que el deseo de la Vecchia Signora y el del francés sea volver a encontrarse, tarde o temprano, reanudando los hilos de una bonita historia interrumpida en 2001. La pregunta no es si se hará o no, es cuándo.

El nombre de Zizou siempre aparece en la lista de candidatos cuando los italianos buscan entrenador. La Juve sabe que Zidane algún día volverá y no tiene dudas sobre sus capacidades. La idea a todo el ambiente bianconero le encanta y el “quién sabe, veremos” del entrenador madridista fue sincero, no una frase por quedar bien.

Si el sueño juventino todavía no se ha cumplido, es porque las partes nunca estuvieron “libres” a la vez. Y el próximo verano podría representar una gran oportunidad. El proyecto de Pirlo ha vivido ayer una tarde fundamental. Tras los fracasos en la Champions y el adiós al décimo scudetto seguido, la Juve se jugaba con el Nápoles un buen trozo de clasificación a la Copa de Europa, porque la temporada es tan desastrosa que hasta eso peligra. El Maestro, gracias a los goles de Cristiano y Dybala, se colocó en el tercer puesto, dejó atrás a los suereños y salvó su banquillo, pero solo de momento.

El triunfo, de hecho, no acaba con las dudas sobre su continuidad en el próximo curso. Como el propio Pirlo dijo, quedarse dependerá de los resultados. necesita una gran racha de trunfos, sellar el pase a la Champions y ganar la final de Copa italiana con el Atalanta. Sin eso, la Vecchia Signora decidirá cambiar de técnico por tercera vez en tres temporadas. Allegri, que ya se reunió con Agnelli el pasado sábado, es uno de los favoritos. El italiano aceptaría encantado, sería una victoria personal enorme para él, destituido hace dos años en busca de un juego más bonito.

No obstante, si Zidane decide acabar con un año de antelación su vínculo con el Madrid, los turineses buscarán su gran regreso, que devolvería la ilusión tras un curso para olvidar. Para que el deseo se convierta en realidad, entonces, el técnico debería aplazar su posible aventura con la selección de Francia y, sobre todo, recortar bastante su actual sueldo, demasiado alto para el momento de la Juve. Allí tendría un reto complejo, reconstruir a una Vecchia Signora en apuros tras una década de triunfos, y podría hacerlo con su amigo Cristiano. El portugués, con su llegada, vería con otros ojos quedarse un año más en el Calcio...