LEGANÉS

Omeruo se crece con Garitano

El entrenador del Leganés ha apostado por el nigeriano como una de sus piezas clave en el eje de la defensa. En Butarque aplauden su compromiso en el césped y el vestuario.

Omeruo se crece con Garitano
PEPE ANDRES DIARIO AS

Kenneth Omeruo, central del Leganés, ha mutado su rol con los pepineros en una temporada en la que ha dado un paso al frente más allá de lo deportivo para convertirse también en líder blanquiazul. El retorno de Garitano y las lesiones en el eje de la defensa han ayudado al nigeriano a impulsar su figura hasta convertirlo en uno de los intocables, aun estando lesionado.

Omeruo ha vuelto a jugar un gran partido, cuando lleva dos semanas muy justo. Ya desde Almería, ahora Mallorca, Sabadell… no estando en las mejores condiciones”, recordó el propio Garitano tras la victoria del domingo en la que el central acabó con calambres. Al igual que en el caso de Bustinza, semejante sacrificio “es buena señal para nosotros”, valoró el técnico.

Butarque por delante de Nigeria

Su presencia en el césped aun estando tocado es una de las muestras de ese compromiso creciente. También lo fue su total predisposición para quedarse en Butarque y no acudir concentrado con su selección pese a que Nigeria lo había convocado. El Leganés se agarró al precedente y argumento usado por el Almería con Sadiq, delantero también nigeriano, para evitar que su central se marchara en la última ventana de selecciones.

“Kenneth no ha puesto ningún problema. Al contrario. Su compromiso es máximo. Es un chaval fantástico”, recuerdan en Butarque a propósito de un episodio que no resulta casual. Su compromiso con Nigeria es también elevadísimo, pero en aquel momento el futbolista entendió que era más necesario con el Leganés que con su país. No en todos los futbolistas la correlación de sentimientos es igual.

Capitán por un día

Sin saberlo, su paso a un lado renunciando a los dos duelos con Nigeria fueron capitales porque Garitano pudo contar con él ante Almería y Mallorca justo cuando las lesiones en la defensa han castigado con más dureza al equipo. Precisamente esas ausencias hicieron que ante los baleares, Omeruo pudiera estrenarse como capitán del Leganés luciendo un brazalete que, esa tarde, no pudieron llevar ninguno de sus cuatro dueños por rango. A saber, Bustinza, Rubén Pérez, Cuéllar y Eraso no jugaro de inicio.

Le tocaba a Kenneth que, por número de partidos, es, efectivamente, el quinto jugador de la plantilla con más entorchados oficiales de blanquiazul. En total, 77 partidos, por delante de Jonathan Silva (76) y Tarín (63). A este último le ha arrebatado el puesto como central derecho cuando parecía que el Valenciano sería fijo sí o sí. Pero las lesiones y el buen hacer de Omeruo han provocado que, con Garitano al frente, el intocable sea él, Kenneth.

Fundamental también en ataque

Bajo su mando Omeruo lo ha jugado todo salvo el partido frente al Castellón por lesión y ante el Fuenlabrada, por decisión técnica. En este duelo estuvo en el banquillo, pero no jugó ni un minuto. El entrenador lo usa tanto en defensa de cuatro como en defensa de tres centrales, donde ha rotado en las tres posiciones. Potente en el juego aéreo y valiente al cruce (es el jugador del Lega que más balones ha bloqueado: 11, como Tarín) también ha sido protagonista ofensivo en un gol que, quien sabe, podría ser clave esta temporada.

En casa y ante el Almería, hizo en el 94’ el tanto que dio al Leganés el triunfo y que permite tenerle ganado el golaveraje a los índalicos. Su tercera plaza es ahora el objetivo más realista en Butarque y arrebatárselo bien podría depender del gol de un Omeruo henchido de confianza que incluso se atreve a lanzar mensajes en español en sus redes sociales.

Un futuro incierto

Con contrato hasta 2024 (el Leganés se lo compró al Chelsea por cerca de cinco millones de euros) el no ascenso del equipo a Primera División podría complicar su continuidad por su elevada ficha y porque el club tendría que reducir su presupuesto hasta llevarlo a un umbral mucho más bajo que el actual. Pero mientras eso sucede, Omeruo sigue dando pasos al frente para sentirse, cada día, más y más importante en el Leganés.