INGLATERRA

Rendidos a la gestión de Marina Granovskaia

Rummenigge, presidente del Bayern, se deshace en elogios hacia la gestión que la mano derecha de Abramovich ha hecho durante la pandemia en el Chelsea.

Abramovich y Marina Granovskaia.

No hay un club en Europa y más entre los poderosos que no haya sentido los catastróficos efectos de la pandemia. El público sigue sin volver mayoritariamente a los terrenos de juego y los ingresos han caído de manera considerable. Tanto que el actual régimen del fail play financiero de la UEFA parece tener los días contados. En la situación actual es difícil mantener a rajatabla aquello de no gastar más de lo que se ingresa, sobre todo cuando hay contratos de larga duración ya firmados. PSG, Juventus, Real Madrid, Barcelona, Bayern... La mayoría de equipos han cerrado con pérdidas sus balances, era imposible hacerlo de otra manera ante el déficit de ingresos.

Pero ha habido un club que ha conseguido librarse de alguna manera y Rummenigge, presidente del Bayern, ha destacado a una figura como responsable. El Chelsea ha sido capaz de romper el mercado con las incorporaciones de Werner, Havertz, Chilwell, Ziyech, Mendy... 247 millones en total. Y lo hizo cerrando, a la vez, un balance positivo de 37,5 millones de euros. Casi un milagro en tiempos de pandemia. Para Rummenigge esa gestión tiene nombre y apellidos: Marina Granovskaia. El mandatario del Bayern se ha deshecho en elogios hacia la mano derecha de Abramovich en el Chelsea como ejemplo. Cierto es que el equipo londinense pudo ahorrarse dinero antes gracias a la sanción FIFA que le impidió fichar. Pero Rummenigge, al margen, explica que el Chelsea es uno de los pocos equipos que, por la gestión de la gestora rusa, van a escapar a los efectos más graves de la pandemia.

"Puede que haya dos o tres clubes que puedan oponerse a la tendencia. Los números del Chelsea, por ejemplo, parecen muy positivos. Marina Granovskaia ha hecho un muy buen trabajo. Pero no veremos caer ningún récord histórico de beneficios este verano, eso es seguro", subrayó en una entrevista a The Athletic el directivo germano. "Tengo curiosidad por ver si habrá un club en Europa que pueda alcanzar el equilibrio esta temporada. Será un desafío, incluso para nosotros, para el Bayern. Después de más de un año sin aficionados, la pérdida de ingresos ha sido mucho mayor para los grandes clubes", añadió.

En Londres esperan más movimientos este verano. Así se lo han hecho saber a Tuchel a su llegada. El alemán aterrizó para ocupar el lugar de Lampard en el banquillo y es más que probable que venga con un delantero bajo el brazo. Se habló de Haaland, pero si no alcanza, Marina trabaja en una lista en la que están Agüero y Lukaku. El Chelsea promete ser agitador del próximo mercado, uno de los pocos, y será gracias a Marina.