CHAMPIONS (IDA) | CHELSEA-OPORTO

Maniche: "¿Duro Pepe? En España siempre criticarán a un portugués..."

El central del Oporto será hoy de la partida ante el Chelsea. En Inglaterra, la BBC profundiza en su fama de contundente y Maniche y su extécnico Vingada le defienden a su manera.

Pepe, amonestado por el árbitro durante un partido con el Oporto.
MIGUEL RIOPA AFP

Pepe se ha recuperado de algunos problemas físicos que venía sufriendo y volverá a ser el pilar del Oporto en la Champions. El central jugó dos fantásticos partidos ante la Juventus en octavos de final, siendo clave en la elimianción de la todopoderosa Vecchia Signora. El exdefensa del Real Madrid calentó algo la previa del partido de Champions al señalar que el Chelsea había celebrado el emparejamiento con su equipo. "Es público que los jugadores blues han celebrado el sorteo, aunque sepan que va a ser un partido duro”, dijo el defensa que encontró respuesta en Kovacic. El croata aseguró que eso no era cierto y que no sabía por qué Pepe había dicho eso.

A sus 38 años, Pepe vive una segunda juventud en el Oporto, un equipo que por ADN y por entrenador le viene como anillo al dedo. La BBC intenta urgar hoy en su imagen de tipo duro, granjeada, sobre todo en España. El canal inglés recuerda sus "pecados". Desde aquel cabezado a Müller, pasando por el pisotón a Messi hasta aquel episodio contra el Getafe, cuando pateó a Casquero y golpeó a Albín, que le valío diez partidos de sanción. Sin embargo, la BBC ha hablado con excompañeros suyos para ver qué se esconde detrás de Pepe y le han defendido a ultranza.

Maniche libró muchas batallas con él y saca la cara por Pepe, aunque de una manera curiosa. "Esa reputación de Pepe es injusta. No podemos olvidar dos cosas importantes: si juegas para un equipo grande, inevitablemente te apuntarán con el dedo y un portugués en España siempre será criticado. Pero entrar fuerte no es lo mismo que ser violento", afirma el exjugador del Atlético y de la selección portuguesa.

Pepe, brasileño de nacimiento, hizo realmente carrera en Portugal. El Maritimo lo reclutó en 2001 y allí Nelo Vingada fue su primer técnico, quien observa una transforación entre el Pepe fuera y el Pepe dentro del campo. "Creo que se ha ganado una reputación basada en imágenes de uno o dos partidos con el Real Madrid. Por mucho que nos guste Pepe, no está de más reconocer que esos fueron comportamientos que no lo dignificaron. Ese no era Pepe. Pepe es el jugador de los otros partidos, a veces agresivo, pero siempre dentro de los límites del fútbol", explica.

Maniche describe al Pepe que llegó al Oporto en 2004. "Cuando llegó, todavía era un chico joven y delgado, pero encontró un equipo súper talentoso con muchos futbolistas que soportaban la mística del club, sobre todo en la defensa, donde tenía a su lado a gente como Jorge Costa y Pedro Emanuel. Todo eso le ayudó a asentarse bien y a beber del espíritu del equipo", concluye Maniche en la BBC.