CUARTOS (IDA) | CITY-DORTMUND

El 'síndrome Mbappé' asusta al City de Pep Guardiola

El City se blinda para superar los cuartos. Delante Haaland, máximo goleador de la Champions que sigue la estela de Kylian.

Las carreras de Kylian Mbappé y Erling Haaland están ligadas de muchas maneras. Más allá de trayectorias que podrían considerarse paralelas a nivel de irrupción, talento o goles, la Champions les está dando enfrentamientos que parecen hechos a medida para seguir la comparación entre ambos, considerados candidatos a pelear por el trono que ya le discuten a Cristiano Ronaldo y Leo Messi. El rival de Haaland para esta noche es el Manchester City, precisamente ante el que Kylian Mbappé se presentó como un talento emergente ante Europa con el Mónaco.

En su primer año al frente del City, Pep Guardiola se las vio con un Mónaco de lujo en cuartos de final. Fabinho, Bakayoko, Lemar, Falcao, un aún más joven Mbappé y dos que tanto le gustaron que les acabó fichando: Benjamin Mendy y Bernardo Silva.

En esa eliminatoria, Mbappé firmó un golazo a pase de Fabinho en el Etihad para poner el 1-2 (el partido acabaría 5-3), pero en el Stade Louis II es donde sería definitivo. Apenas corría el minuto 8 cuando el francés hizo el primer tanto el partido que daba al Mónaco esperanzas de remontar. Un deseo que se transformó en realidad. Hoy, Haaland tiene un nuevo reto. También Pep.

Dos enfoques distintos

Erling Haaland juega esta noche la tercera ida europea de su carrera. En la primera vez en cuartos de final marcó dos goles en una buena noche europea, precisamente, ante Mbappé. El francés junto a Neymar dio oxígeno a los parisinos con un tanto en esa cita y en la capital, remataron al Dortmund liderado por el noruego.

Entonces estaba recién llegado. Ahora, más experiencia, un nivel más que probado en la élite y el reto de poder derribar al City para seguir caminando a la par que Kylian. Para ganar su primera eliminatoria y demostrar que en los partidos calientes también puede reinar.

Para Pep, su objetivo de verano es su pesadilla primaveral. El City desliza sin temor su interés en Haaland para sustituir a Sergio Agüero, pero esta noche debe frenar al que espera tener que potenciar desde septiembre. Los cuartos comienzan y son la gran barrera para este City que ha dominado Inglaterra y quiere hacerse con Europa. Sus jugadores de ataque asustan a cualquiera, pero algo ha cambiado respecto a eliminatorias anteriores: la defensa.

Si los skyblue caminan con pie firme hacia un nuevo título es porque su defensa se ha emparejado a la efectividad que lucían en ataque. Son el equipo menos goleado de la Premier (21 goles en contra en 31 partidos) y en la Champions han encajado apenas un gol ante el Oporto en la primera jornada. Desde ese encuentro, siete porterías a cero consecutivas sin perder un ápice de potencia arriba (4-0 en el total al Gladbach, 5-0 al Marsella, 4-0 a Olympiacos...).

Para buscar la victoria ante Haaland, Pep y el City saben que algo tiene que cambiar. Cada derrota en cuartos en las pasadas ediciones estuvo marcada por un intercambio de golpes que no se resolvió a su favor. Detalles, como ese gol de Llorente con la pierna, en partidos descontrolados que le impidieron alcanzar las semifinales. Solo un año, el que se enfrentaron al Liverpool de Klopp (3-0 y 1-2 para los reds) fueron incapaces de responder con goles cada uno que encajaban. Después del 1-3 de la pasada temporada frente al Olympique de Lyon, la defensa y el control del resultado ganan importancia para un City que tendrá que parar al mejor goleador de la competición (10 goles en seis partidos). Ese que tanto ansían que sea suyo la temporada que viene.