REAL MADRID

Guerra fría Haaland-Borussia

El agente del noruego trasladó a su equipo que quiere salir este verano, pero el Dortmund cierra la puerta. Raiola y Haaland aceptan... pero sólo de momento.

Madrid

La ronda de contactos de Mino Raiola y papá Haaland el Jueves Santo por Barcelona y Madrid, reuniéndose con representantes de Barça y Real Madrid para intercambiar impresiones en torno al interés de ambos en intentar el fichaje del noruego este verano, no fue el pistoletazo de salida de una operación que en el siguiente mercado podría fraguarse o no; dicho inicio tuvo lugar el miércoles, cuando Raiola y el padre de Haaland se vieron con Michael Zorc, director deportivo del Borussia Dortmund. Una reunión para poner las cartas encima de la mesa.

En dicha reunión, Raiola trasladó al Borussia el deseo de Haaland de crecer en un equipo del primer nivel europeo; tras algo menos de temporada y media en Alemania, la sensación del delantero y de su entorno es de que el Dortmund se le queda pequeño y que tiene capacidad para liderar un proyecto de mayor envergadura. Zorc, por su parte, fue claro sobre la postura del Borussia: no hay manera de que negocie un traspaso este verano, el acuerdo entre las partes era abrir esa opción en 2022 (un pacto verbal, no firmado en ningún contrato) y sólo entonces le pondrá precio. Ha trascendido últimamente la cifra de 180 millones de euros como un posible precio para este verano, pero es una cantidad altísima, símbolica, que representa la negativa del Borussia a vender.

Tras la reunión y después de que Raiola y el padre de Haaland fuesen cazados en Barcelona y Madrid durante el Jueves, Zorc salió a valorar dicho 'viaje-relámpago' del agente y del progenitor del ariete y trasladó públicamente la postura del BVB; no explicó cuál era, pero tampoco es difícil intuirlo: "Ayer hablé con Raiola, le dejamos muy claras nuestras intenciones". Según pudo saber AS, en esa reunión Raiola aceptó la postura del Dortmund, pero en el club alemán saben que dicha actitud tiene fecha de caducidad. El viaje a España del entorno de Haaland es una declaración de intenciones y en el Borussia saben que el agente italiano repetirá intentona pronto. Sobre todo, y esto es muy importante, si el equipo teutón no logra el acceso a la Champions League.

La Champions, clave para Haaland y el Borussia

Si por algo está destacando sobremanera Haaland en el panorama europeo es por sus logros en la Champions: lleva 20 goles en 14 partidos en el primero torneo continental, con apenas 20 años. A su edad, Cristiano apenas llevaba un gol en Champions, y ni siquiera en la fase final del torneo; fue en fase previa, con el Manchester ante el Debrecen húngaro. El delantero sabe que disputar la Copa de Europa es fundamental para seguir su progresión al primer nivel, y en este momento la Champions no es algo que el Dortmund tenga asegurado para el año que viene, ni mucho menos: en este momento es quinto, a cuatro puntos del Frankfurt, que cierra la zona Champions. Para estar en la siguiente edición debe entrar entre los cuatro primeros o salir campeón en la presente edición, una tarea complicada: tiene al Manchester City como rival en cuartos.

Por eso, en el Borussia dan por sentado que si el objetivo de entrar en Champions no se alcanza, Raiola volverá a la carga con toda su fuerza, sabedor además de que la ausencia de los ingresos de la Copa de Europa obligarían en parte al Dortmund a hacer caja con un gran traspaso. En esa tesitura, dos son los candidatos: un Haaland que es la pieza más cotizada del mundo en este momento (junto a Mbappé) y un Jadon Sancho que cotiza a la baja. Una suerte de Guerra Fría entre el Borussia y Haaland en la que ambos firmaron un armisticio el miércoles, una parte lo rompió flagrantemente el jueves y la única garantía existente es que esto es sólo el principio.