MÁLAGA

La gestión del coronavirus ha librado al Málaga de males mayores

La gestión del coronavirus le ha dado puntos al Málaga. Solo un caso, el de Lombán. Esto compensa la plaga de lesiones. La última confirmada, la de Josua Mejías.

La gestión del coronavirus ha librado al Málaga de males mayores
Mariano Pozo DIARIO AS

El Málaga ha informado que Josua Mejís padece una lesión en el recto anterior de su cuádriceps izquierdo y sigue pendiente de evolución. Salvo sorpresa impensable, el venezolano será baja el próximo domingo en el Anxo Carro de Lugo cuando mejor se encontraba.

Esto nos lleva un interesante análisis. El Málaga solo dispone de 18 fichas profesionales a causa de su escaso límite salarial (2,964 millones de euros). En una campaña donde además hay lesiones y sanciones, una plaga de coronavirus hubiera sido mortal.

Bajo estas premisas y siempre siguiendo de manera escrupulosa los protocolos de LaLiga y Sanidad, el Málaga ha estado encima de todos sus profesionales. Test continuados, ducharse en casa y no en los vestuarios y evitar situaciones con riesgo de contagio (reuniones familiares, actos públicos, etc). Por ese motivo, Josua Mejias fue multado de manera severa tras saberse que estuvo en una fiesta de nochevieja.

Tras anunciarse antes de comenzar la temporada la existencia de cinco positivos (contando a todo el personal del club) la temporada ha sido más tranquila. Solo se han producido dos cuarentenas. La primera fue la de Luis Muñoz, por estar en contacto cercano con un positivo en su entorno) y la segunda la de David Lombán, que ya se ha recuperado y pudo jugar unos minutos contra el Almería. Hacer las cosas bien en la gestión del coronavirus le ha dado puntos en la clasificación.

Equipo al límite.

La realidad es que, como dice Sergio Pellicer, el equipo está al límite. El entrenador tiene que hacer malabarismo para gestionar las alineaciones sin riesgo de una alineación indebida y con varios jugadores que se encuentran todavía con lesiones recientes. Son los casos de Jozabed, Escassi, Jairo y Ramón Enríquez, que actuaron en un tramo del último encuentro contra los almerienses o el del mencionado Lombán que tiene papeletas para salir en lugar de Mejías. Ismael también estuvo en el banquillo y la evolución de su esguince de tobillo le puede llevar a la titularidad en Lugo.

Y es que, más allá de siempre temidas lesiones, sanciones o bajas formas, gestionar el coronavirus ha sido clave para que el Málaga tenga 42 puntos.